El concejal de obras públicas e infraestructuras, , ha salido al paso de las declaraciones efectuadas en el día de hoy por el grupo municipal Ganemos respecto a las obras que se están acometiendo en las plantas superiores del mercado de Carretas.

Garijo ha lamentado “tener que aludir de nuevo (y ya van unas cuantas veces) al desconocimiento absoluto del grupo Ganemos de lo que es una obra, ni en su fase de proyecto ni en la de ejecución”.

El edil ha declarado que la distribución de espacios a la que aluden se decidió entre todos los grupos municipales en una comisión informativa, en la que se acordó a instancias del propio concejal de obras públicas que esa redistribución no tenía la entidad suficiente para modificar el proyecto y demorar su aprobación en el tiempo sino que más bien se trataba de una actuación como otras tantas que se realizan durante la ejecución de cualquier obra.

El concejal ha explicado que actualmente se están ejecutando las obras y se está buscando la mejor solución constructiva a este aspecto, y a otros que surgen en el transcurso de cualquier obra, puesto que en esta redistribución en concreto influyen aspectos técnicos a considerar como la ubicación de las distintas canalizaciones con cableado, colocación de sistemas de iluminación, líneas frigoríficas para los sistemas de climatización, ubicación de splits, etc., considerando en este caso además que al tratarse de un edificio existente por ejemplo hay que adaptarse a las bajantes existentes para canalizar la salida de agua de condensación de las unidades interiores de climatización.

El edil ha aseverando que “para conocer todos estos aspectos hay que tener unos mínimos conocimientos de construcción, que el grupo Ganemos ha vuelto a demostrar que no los tiene, y si cada vez que en una obra hay que desplazar un inodoro, un lavabo o una parte de cerramiento, se va a hacer una denuncia pública para generar alarma y malestar entre la población, tendrán bastante trabajo por delante”

Garijo ha finalizado comentando que el grupo Ganemos ni siquiera se ha molestado en conocer que la dirección de obra no la está llevando a cabo el servicio de arquitectura del Ayuntamiento, sino una empresa externa contratada a tal efecto, que es quien tiene que coordinar todos los trabajos.