La consejera de Bienestar Social, , que ha acompañado a García-Page, ha recordado que “la residencia estaba construida y equipada desde 2011, tenía hasta las plantas puestas, pero toda la zona sufrió un parón importante”. Además de la residencia de Vianos, ha recordado que se paralizaron también los centros de Lezuza, El Ballestero y Molinicos.

“Para la Sierra de Alcaraz, es fundamental la apertura de centros como este”, ha destacado la consejera de Bienestar Social, quien ha explicado que el centro residencial, gestionado por Centenari, dispone de 16 plazas y un número similar de profesionales, al tiempo que genera empleo indirecto y supone un dinamizador económico para la zona.

Con ello, la consejera de Bienestar Social ha recalcado que en la construcción del centro “trabajó mucha gente, sobre todo, hasta 2011”, y ha recordado que su apertura es fruto del compromiso personal del presidente del . La gestión de la residencia ‘Los Quiñones’ de Vianos se realiza junto a la residencia para personas mayores ‘La Paz’ de Salobre.