La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha asegurado este viernes que el Sistema de Dependencia en Castilla-La Mancha “se consolida como un sistema de garantía de derechos de las personas con dependencia y como un sistema generador de riqueza y empleo para nuestra Comunidad Autónoma”.

Aurelia Sánchez ha informado de que “2019 ha terminado con 16.700 empleados dentro del sistema de Dependencia, generando 6.700 empleos directos e indirectos asociados al Sistema de Dependencia” (incluidos los cuidadores no profesionales dados de alta en la Seguridad Social), dentro de los nueve servicios que se prestan en el Sistema de Dependencia. Así se ha pronunciado la consejera de Bienestar Social, durante una rueda de prensa en la Delegación de la Junta en Albacete, donde ha estado acompañada de la viceconsejera de Promoción a la Autonomía y Atención a la Dependencia, y por el delegado de la Junta, .

En este sentido, la titular de Bienestar Social, ha indicado que el Sistema de Dependencia en Castilla-La Mancha ha avanzado en la mejora de la profesionalización y el cuidado como generador de riqueza y empleo con “la habilitación de 1.882 profesionales, auxiliares y gerocultores, la formación de 1.440 cuidadores con el programa ‘Cuidando a quienes cuidan’, y el alta en la Seguridad Social de 1.944 personas cuidadoras no profesionales”.

Prestaciones y Beneficiarios

En cuanto a las prestaciones, Aurelia Sánchez ha destacado que el año 2019 ha finalizado con 75.685 prestaciones en el Sistema de Dependencia, 28.525 prestaciones y un 60 por ciento más que en julio de 2015. Así mismo, Castilla-La Mancha suma 27.494 nuevos beneficiarios, un 79 por ciento más desde julio de 2015, hasta alcanzar las 62.182 personas atendidas en diciembre de 2019.

Durante todo el año 2019 el Sistema de Dependencia ha incorporado 4.344 beneficiarios y tan sólo en el mes de diciembre se han incorporado 739 beneficiarios.

La consejera de Bienestar Social, ha asegurado que Castilla-La Mancha “consolida así su tendencia positiva en materia de Dependencia. Un ejemplo de tendencia positiva es la disminución del LIMBO de la Dependencia ya que los expedientes pendientes de PIA se reducen en 23.047 con respecto a julio de 2015, cerca de un 86 por ciento menos, manteniéndonos en una línea descendente con 3.872 en la actualidad”.

Comparativas con otras comunidades autónomas

Aurelia Sánchez ha apuntado que “Castilla-La Mancha ha avanzado 35 puntos en el Grado de Cobertura de la Dependencia, en los últimos 4 años”, situándose, según el IMSERSO, con el 91 por ciento de personas que están siendo atendidas. “Un dato muy importante a nivel nacional porque sitúa a Castilla-La Mancha como la segunda comunidad autónoma en grado de cobertura de todo el país”.

Además, finalizado el año 2019, Castilla-La Mancha afianza la segunda posición a nivel nacional de personas beneficiarias en relación a la población de las Comunidades Autónomas, por debajo sólo de Castilla y . Y consolida, por otra parte, la segunda posición en Servicios de , con un 82,23 por ciento en servicios como Ayuda a Domicilio, Teleasistencia, Promoción de la Autonomía Personal o los centros de día, entre otros.

Con todo, ha destacado Aurelia Sánchez que el Sistema de Dependencia de la región ha mantenido el notable alto en 2019, según el Observatorio Estatal de la Dependencia.