El director general de Ordenación y Evaluación, , ha asegurado este jueves en Albacete que en los últimos años esta región ha avanzado mucho en materia de salud mental, aunque aún queda mucho por hacer. “En Castilla-La Mancha hemos avanzado en salud mental gracias a la labor conjunta de ciudadanos, profesionales, asociaciones y también gracias a la apuesta fuerte del por las políticas socio-sanitarias”, ha señalado.

En este sentido, ha adelantado que el Plan de Salud y 2011-2020 que está preparando el Gobierno regional y que marcará la estrategia de la atención social y sanitaria de la próxima década incide, entre otros aspectos, en la innovación y el uso de las nuevas tecnologías para adaptarnos a los cambios sociodemográficos, resolver los problemas de la población, acercar la sanidad y los servicios sociales a los ciudadanos y garantizar la continuidad de cuidados de las personas.

“Facilitar el tratamiento de forma continuada y organizarnos para dar respuestas coordinadas y continuadas es fundamental en el nuevo Plan en el que estamos embarcados para los próximos 10 años, pero también la responsabilidad de los pacientes sobre sus cuidados, la potenciación de su autonomía, su vida y su felicidad”, ha explicado el director general.

En materia de Salud Mental, José Luis López ha puntualizado que el Plan de Salud y Bienestar Social tiene dos retos: llegar antes y más cerca de la gente que tiene problemas de este tipo y luchar contra los estigmas que la enfermedad aún produce en la sociedad. “Debemos llegar antes para que la enfermedad no se cronifique y debemos ir eliminando los estigmas porque ellos son la causa de la segregación de estas personas”, ha apuntado.

Junto al director general han inaugurado estas Jornadas el jefe de Servicio de y presidente del , Juan Antonio Estevez; el decano de la , ; el concejal de Ciencia y Tecnología, y el director gerente del Complejo Hospitalario , .

Mesas redondas

Durante dos días, la Asociación Castellano-Manchega de Neuropsiquiatría y Salud Mental se reunirá en Albacete con el fin de realizar una puesta al día de la situación actual en la que están los pacientes con enfermedades mentales graves. Bajo el título de “Psicosis y dependencia”, se han organizado tres mesas redondas que tratarán asuntos relacionados con la prevención desde la infancia, la recuperación de las personas con trastorno mental grave y la enfermedad mental desde la Ley de Dependencia.

Según datos a nivel mundial, se estima que el 1% de la población tiene trastornos psicóticos graves y el tratamiento pasa por una evaluación de la situación vital, un plan individualizado de rehabilitación, un facultativo responsable que se hace cargo del paciente, el uso de psicofármacos que hacen que el paciente normalice su vida y remita su sintomatología.

El reto para los próximos años es trabajar centrados más en el paciente y no tanto en su psicopatología, gracias a un equipo multiprofesional que trabaje en red y consiguiendo que el propio paciente se implique en su recuperación, como ha señalado el Dr. , presidente del .