El Gobierno regional ha resaltado la importancia de la formación para el empleo en sectores “emergentes”, que aportan dinamismo económico a las comarcas y zonas rurales, y que pueden ofrecer oportunidades laborales a personas que se encuentran en situación de desempleo.

En este sentido, el delegado de la Junta en la provincia de Albacete, ha resaltado las especializaciones y cualificaciones profesionales “adaptadas al territorio”, relacionadas con el sector agroalimentario, que en los últimos años está experimentado “un continuo desarrollo para abrirse a nuevos mercados”, y que además sirvan para fijar población, y para complementar actividades económicas “en auge y con perspectiva de futuro”.

Así lo ha trasladado Ruiz Santos, durante el acto de clausura del Taller de Empleo de San Pedro, que ha calificado de proyecto “ejemplar”, al estar especializado en el cultivo del azafrán, beneficiando a 10 alumnos jóvenes, en concreto 5 hombres y 5 mujeres, gracias a una subvención de más de 92.000 euros.

Este Programa de la Consejería de Economía, y Empleo y que ha ofrecido una formación a estos jóvenes, durante seis meses de duración, ha complementado la propia actividad del Taller, con experiencias dentro del sector primario, como es el manejo, el mantenimiento, la recolección, y la propia producción del cultivo del azafrán, “producto emblemático en muchas comarcas de la provincia de Albacete y en continua expansión”, ha explicado el delegado de la Junta, que estuvo acompañado por el director provincial, ; y por el alcalde de la localidad de San Pedro, .

Unas de las características diferenciales de este Taller de Empleo ha estado basada en su aplicación para explotaciones agrícolas de carácter ecológico, y ha sido impartido bajo la dirección técnica de Amparo Pérez Arias.