Para los que gusten de las estadísticas y fechas a guardar, la corrida celebrada el día que se conmemoró el Centenario de la plaza de toros de Albacete, tuvo un hecho poco habitual como es el indulto de “Orgullito”, por parte del joven torero peruano Rey, herrado con el número 55, de 517 kilos de peso, nacido en diciembre de 2012, perteneciente a la ganadería de Garcigrande. Se lidiaron cinco toros con el hierro de y otros tres con el de Garcigrande, bien presentados y de juego desigual, aunque a excepción del sexto, segundo de , todos colaboraron en mayor o menor medida con sus matadores. La plaza registró un lleno y la temperatura fue agradable, amenazando lluvia y molestando en algunos momentos.

Hay que reconocer que el cuarto toro fue excelente, bravo, embistiendo con clase, entrega y mucho ritmo por los dos pitones, además duró mucho, pero también hay que destacar que apenas se le dio en el caballo y a pesar que el presidente indicó al matador en varias ocasiones que entrase a matar, la insistencia del público, el ganadero diciéndole a Roca Rey que no lo matara y la indefinición y pulso que el joven diestro mostró hacia el palco, llevaron a a sacar el pañuelo naranja para que el de Garcigrande volviese a los corrales. No vamos a negar que el toro tuvo muchas cualidades, que fue muy bravo, pero llevamos ya cuatro indultos en el siglo XXI y si tenemos en cuenta que desde su inauguración hasta el fin del siglo anterior, solo se había indultado uno, en la feria de 1968, puede parecer excesivo y el prestigio de la plaza podría resentirse.

Roca Rey alternó toreo fundamental, con la mano muy baja, templando y llevando muy largo al toro, con otros pasajes de adornos de mucho valor, levantando al público de los asientos. En el que cerró plaza, que hizo cosas raras y no buenas en los primeros tercios, el peruano lo cuajó perfectamente haciéndole romper hacia delante, con un buen conocimiento de distancias y terrenos, lo que tras una estocada algo contraria, le proporcionó ser el triunfador de la tarde, con dos orejas , mas las dos y rabo simbólicas del indultado. Puerta grande.

FOTOS SEGUNDO TORO ROCA REY

El Fandi lució como siempre en los tercios de banderillas, con solvencia física y autoridad, teniendo un primer toro que llegó con clase a la muleta, por donde lo pasó templado, cortando una oreja. El cuarto, flojo y rebrincado no le ayudó a que el trasteo fuera más brillante, recogiendo una ovación.

FOTOS SEGUNDO TORO DE “EL FANDI”

Miguel Ángel Perera cortó una oreja del segundo de la tarde, un toro que tomaba bien la muleta en los dos primeros muletazos de cada serie, pero que le costaba en los dos finales. Faena compacta y mandona del extremeño que casi nada pudo hacer con su segundo toro, a pesar de que lo intentó, atacándole mucho para poder cuajarle las series. Recogió una ovación tras el arrastre de “Golpeado”.

FOTOS SEGUNDO TORO - MIGUEL ÁNGEL PERERA

El otro triunfador numérico fue , que ha demostrado en Albacete el dulce momento por el que atraviesa. Relajado, suave con las telas y mucho temple, tuvo un animal con ganas de embestir bien, aunque a veces no pudiera por la falta de fuerzas, lo que hizo que la faena no llegara a coger altura, pero si se valorara lo suficiente para pedir con fuerza la oreja. El que hizo séptimo, no se entregó en los primeros tercios, pero el extremeño le cogió desde el principio la distancia y los terrenos del toro y el animal rompió a embestir con clase y entrega, siendo el toreo al natural de gran categoría y hondura, cortando las dos orejas tras una buena estocada. Puerta grande.

FOTOS SEGUNDO TORO - ALEJANDRO TALAVANTE

PUERTA GRANDE PARA ALEJANDRO TALAVANTE Y ROCA REY

Fuente: - Cronista taurino