El portavoz del Grupo en el Ayuntamiento de Albacete, , presentó esta mañana una propuesta para abrir los comedores escolares en verano y que, con una inversión de 200.000 euros, beneficiaría a 1.000 niños y niñas de la ciudad.

Según argumentó Modesto Belinchón, esta medida permitiría “dar respuesta a las necesidades reales de una ciudad, en la que en la actualidad 18.317 personas que desean trabajar no pueden hacerlo y al drama que representa que 9.000 familias albaceteñas tengan que vivir con la angustia de ver cómo en sus hogares no entra ingreso alguno”.

Asimismo, tal y como expuso el portavoz socialista, “esta medida es asequible, porque el Ayuntamiento de Albacete tiene los fondos necesarios para reabrir los comedores escolares, pues este dinero, 200.000 euros, saldría de la bolsa de gasto corriente, que en la actualidad tiene unos fondos de casi 3,5 millones de euros y se está empleando para financiar inversiones, para las que bien podríamos optar por recurrir a la financiación externa, para hacer frente a una urgencia social, pues estamos hablando de familias que tienen dificultades hasta para cubrir lo más básico, la alimentación de sus hijas e hijos, porque de eso es de lo que estamos hablando en realidad”.

La propuesta elaborada por el Grupo Municipal Socialista, precisó Belinchón, contempla que el actual plan Albacete Integra, que contempla tan solo 200 plazas en comedores escolares para este verano en los colegios Virgen de Los Llanos, Feria, Carlos V y Benjamín Palencia, por una parte se amplíen y, a su vez, a través del Plan de Empleo municipal se contrate a monitores, lo que permitiría que los alumnos participantes también pudieran disfrutar de actividades lúdicas y educativas, “para que este programa no se reduzca única y exclusivamente a una función de comedor social, que además estigmatiza a las familias que se ven obligadas por sus circunstancias a solicitarlo”, subrayó Modesto Belinchón.

La diferencia, precisó el edil socialista, es que éste plan, Albacete Integra, “solo contempla a niños y niñas procedentes de familias desestructuradas y deja fuera a los hijos e hijas de familias empobrecidas por los efectos de la crisis económica”.

Además, el proyecto presentado esta mañana por el PSOE también contempla que sus plazas se distribuyan también entre los cinco centros en los que se desarrollar el programa municipal Verano de Colores, los colegios públicos Cristóbal Valera, , y .

Para ambas opciones, el Ayuntamiento de Albacete becaría a los alumnos participantes que se beneficien de esta medida. Becas que asignaría el Servicio municipal de Acción Social, tras evaluar y baremar sus técnicos las circunstancias familiares de cada uno de los alumnos que soliciten participar en este programa.

Por último, el portavoz socialista insistió en que “esta medida es factible, tan solo resta de la voluntad política para hacerla realidad y, para ello, el Equipo de Gobierno debe tener claras cuáles son sus prioridades, poner en marcha una medida que beneficiaría a 1.000 niñas y niños de esta ciudad que, en la actualidad, están padeciendo los peores efectos de la crisis económica, o que el Ayuntamiento, en lugar de recurrir a la financiación externa para, por ejemplo adquirir suelo, utilice estos fondos para dar una respuesta a las familias que más están sufriendo en nuestra ciudad”.