El grupo Neuromax está integrada por el catedrático de Anatomía de la UCLM, Ricardo Insausti, como responsable y por el investigador del Instituto Cajal, Javier Felipe Oroquieta, la unidad Neuromax se plantea como objetivo la realización de un estudio integral del sistema nervioso central humano desde los niveles macroscópico al subcelular y sináptico mediante análisis realizados con microscopía celular y electrónica avanzada, según ha informado la Universidad en nota de prensa.

La unidad asociada Neuromax aglutinará el trabajo desarrollado por el regional y el , una convergencia que ya han materializado en experimentos piloto como el que dedicaron a mejorar el procedimiento de recogida de tejido cerebral que llega a la a través del programa de donación que mantiene este centro.

Gracias al trabajo conjunto, los investigadores han avanzado notablemente en el procedimiento de tratamiento y conservación del tejido cerebral e incluso presentarán una comunicación al respecto en la reunión anual de la sociedad de en , Estados Unidos, en noviembre.

En esta misma línea de colaboración, la nueva unidad asociada al CSIC se ha propuesto nuevos retos, como la realización de un estudio celular de las diferentes capas de la corteza entorrinal, que es la que está localizada en el lóbulo temporal medio y resulta fundamental en capacidades como la memoria y la orientación.

Asimismo, la unidad Neuromax investigará a niveles celular y sináptico los ganglios basales, localizados en la base del cerebro y que al dañarse se relacionan con algunos de los síntomas de enfermedades como el parkinson el corea de Huntington.

Con la incorporación de Neuromax, ya son ocho las unidades asociadas al CSIC en la Universidad de Castilla-La Mancha, Biotecnología de carotenoides, Biomedicina, y , (CIDoM), Polibienestar, Historia de la Ciencia-Estudios Sociales de la Medicina de la UCLM y Estudio e Investigación de biomarcadores moleculares y genéticos relacionados con el ejercicio físico y el deporte (AKANTHOS).