Una vez conocido el impacto que ha tenido esta medida, podremos, tal y como expone el portavoz municipal socialista, , “plantearnos aplicar esta medida, la progresividad fiscal, en todas las tasas y precios públicos municipales, pues es razonable y solidario que, puesto que todos los servicios públicos se crearon y consolidaron gracias a los esfuerzos de todos los ciudadanos, a través de sus impuestos, ahora, para su mantenimiento, adecuación y creación de nuevos servicios, cada cual debe contribuir en función de sus recursos y posibilidades económicas”.

La implantación de este modelo corregiría, precisa el portavoz municipal socialista, “un hecho tan injusto como que en esta ciudad haya familias enteras que, por su situación económica, tienen vedado el acceso a determinados servicios públicos municipales, porque el precio de estos servicios supera con creces los márgenes que les dejan sus exiguas economías familiares, tras hacer frente a los gastos de primera necesidad”.

Además de este principio de justicia social, hay otra razón de peso para aplicar este modelo a las tasas y precios públicos, tal y como argumenta el portavoz del Grupo Municipal Socialista, “la eficacia recaudatoria, pues una mayor presión fiscal no se corresponde necesariamente con una mayor recaudación, sino que cuando ésta supera el poder adquisitivo de las familias, sencillamente dejan de utilizar los servicios públicos, por no poder hacer frente a sus costes, y, en consecuencia, el déficit de explotación de estos servicios, que se cubre a través de aportaciones municipales, se incrementa porque son menos las personas que los utilizan y sus costes de funcionamiento y mantenimiento son proporcionalmente superiores a si soportaran una mayor densidad de usuarios”.

De ahí la importancia, concluye el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, “de conocer cuál ha sido el impacto exacto de la aplicación de la progresividad fiscal en el IMD, porque si se han mantenido o aumentan sus usuarios y se mantienen o descienden los costes de explotación es evidente que esta fórmula debe extenderse a las tasas y precios públicos de otros servicios públicos municipales”.