Como resultado, 9 personas han sido detenidas atribuyéndoles la comisión de 62 delitos, 17 de ellos robos con violencia e intimidación cometidos en 10 provincias de todo el país, entre ellas , Cuenca, , , , , , y .

Investigación y procedimiento de actuación

La investigación se inició en mayo de 2018 en Almansa a raíz de que los investigadores determinaran que los robos seguían un patrón similar, identificando a varias personas que contaban con antecedentes, relacionados con otra organización criminal.

Los delincuentes estudiaban la zona donde iban a cometer el hecho delictivo desplazándose a pie hasta las proximidades del lugar elegido, en su mayoría urbanizaciones aisladas, para luego permanecer escondidos hasta llevar a cabo el robo aprovechando que las personas se encontraban en el hogar para amenazarlos y agredirles con el objetivo de obtener datos e información para poder sustraer joyas y objetos de valor. Tras cometer el robo, huían del lugar y se ocultaban esperando a que los dispositivos de la Guardia Civil se desmontaran y aprovechar para salir del lugar a pie.

Los efectos que sustraían se almacenaban en una ‘guardería’ y posteriormente le daban salida a lugares de venta de segunda mano y en el mercado ilícito. Se han conseguido recuperar algunos objetos a lo largo de la investigación, que se mantiene abierta y hasta el momento el valor del botín se valora en unos 200.000 euros, 40.000 en metálico y gran cantidad de joyas, teléfonos móviles, material informático o electrodomésticos.

La operación ha sido llevada a cabo conjuntamente entre la Unidad de Policía y Valencia y por componentes de la Comandancia de , entre otras. Las investigaciones han sido dirigidas por el juzgado 4 de la localidad de Requena, el 2 de Almansa y el 3 de Albacete.