En la operación se ha identificado a 27 víctimas y se han realizado tres registros donde se ha intervenido numerosos terminales móviles y documentación relativa a la ilícita actividad que realizaban, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Las investigaciones se iniciaron a principios de año, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la presencia de un grupo de personas, asentado en la localidad de (Albacete), que podrían estar formando parte de una organización delictiva dedicada a introducir inmigrantes de forma irregular en España.

Continuando con las investigaciones, la Guardia Civil pudo constatar que algunos de los integrantes de la organización estaban relacionados con otras organizaciones que ya habían sido desarticuladas y que se habían vuelto a reorganizar. Fruto de estas investigaciones, los agentes pudieron identificar los domicilios utilizados por la organización para ocultar a las víctimas. Para ello, tomaban múltiples medidas de seguridad con el fin de evitar ser detectados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

INTRODUCCIÓN DE LOS INMIGRANTES VÍA MARÍTIMA

La organización introducía a los inmigrantes, vía marítima, desde Marruecos hasta las costas almerienses, empleando para ello embarcaciones de alta velocidad e incluso motos de agua, lo que dificulta en gran medida la actuación policial.

Durante las investigaciones, el consiguió interceptar una de las motos de agua utilizadas para el transporte de los inmigrantes pudiendo identificar a tres de ellos. Asimismo, también se consiguió realizar varias interceptaciones de los vehículos utilizados por la organización para trasladar a los inmigrantes desde la provincia de hasta Hellin (Albacete).

La organización empleaba a los inmigrantes generalmente para labores agrícolas, aprovechándose de su especial vulnerabilidad. Para ello, los integrantes de la red cedían a las víctimas su propia documentación legal consiguiendo de esta forma disfrutaban de forma fraudulenta de las prestaciones por desempleo de la Seguridad Social.

La operación ha sido desarrollada por efectivos de Grupo de Información de la Guardia Civil de Albacete y por la Jefatura de Información, contando con el apoyo de diversas unidades de la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete. Las diligencias han sido dirigidas por el Juzgado de Instrucción nº 2 de Hellín y por la Fiscalía Provincial de Albacete.

Igualmente, para la investigación de los delitos contra la Seguridad Social se ha contado con la colaboración de la Inspección de Trabajo de Albacete.