La concejal popular ha denunciado “una maniobra financiera que viene realizando el alcalde socialista de año tras año, y ya son tres consecutivos, y que consiste en pedir dinero prestado al banco, vía póliza de crédito, para poder pagar recibos de préstamos que tiene que pagar desde ahora hasta fin de año”.

Ha informado que “en marzo de este año, el alcalde, ya había gastado todo el dinero del año, que tenía comprometido para pagar los recibos de préstamos de (); y como en los dos primeros meses del año se ha gastado todo el dinero presupuestado para los 12 meses, se ha visto en la obligación de pedir un nuevo crédito al mismo banco, para pagar préstamos antiguos, lo que supone pagar el doble de intereses, los del préstamos inicial más los de nuevo crédito”.

Amalia Gutiérrez deja claro que estos préstamos “fueron firmados durante gobiernos socialistas, en las etapas de y, ahora, de ”.

Ha pasado a explicar con cifras lo que ha hecho Alberto González, que resume de la siguiente manera: “A principio de año, el ayuntamiento dispone de 1.051.000 € para pagar las 12 mensualidades de recibos de préstamos, según presupuestó el mismo alcalde; pero a fecha de 12 de marzo ya se había gastado el dinero de todo el año y se ve en la obligación de pedir un crédito de 825.000 € para poder pagar los 10 meses de préstamos pendientes hasta fin de año”.

Lamenta la concejal popular que “el alcalde socialista de Villarrobledo está actuando como aquel padre de familia que se gasta todo su sueldo en sus cosas y no paga o atiende los recibos de préstamos de su piso; y cuando acumula la pelotera, va al banco a pedir otro préstamo para pagar el inicial; y como sigue gastando más de lo que ingresa, al año siguiente vuelve a pedir otro préstamo”.

“Pues así –dice Amalia Gutiérrez- lleva tres años el alcalde, pidiendo crédito tras crédito, lo que demuestra la nefasta gestión económica y financiera que está realizando, y no queremos pensar la pelotera financiera que habrá generado al final de la legislatura”.

Gutiérrez no entiende esos hechos “teniendo en cuenta que en la actualidad el ayuntamiento dispone de más dinero procedente del Estado y de la subida de impuestos”. Por tanto, señala la concejal popular que el hecho de pedir un crédito de 825.000 € en marzo plantea la duda sobre dónde está el dinero presupuestado o a qué ha destinado el alcalde los 825.000 € que faltan, que estaban comprometidos para pagar préstamos de etapas socialistas.

Por todo ello, Amalia Gutiérrez ha dejado claro que “podríamos entender que a finales de año, el Ayuntamiento, tuviera dificultades o tensiones de Tesorería, pero no es lógico que las tenga ya en el mes de marzo; es algo que el alcalde socialista tiene que explicar a los ciudadanos”.

“A Alberto González –nos ha dicho la concejal popular- le viene grande el Ayuntamiento de Villarrobledo; para gestionarlo hay que trabajar mucho todos los días, y no estar pendiente de sus cosas y de sus fotos”.

Para finalizar, ha lamentado que “se tenga que recurrir a nuevas pólizas de crédito para pagar préstamos antiguos, supuesto se está disponiendo de más recursos y de más dinero, y mientras, siga creciendo la deuda con proveedores y trabajadores”.