La portavoz del Grupo en el Ayuntamiento de , , ha informado del “descontrol, desgobierno, desidia y falta de trabajo que hay en la alcaldía de la localidad”.

Para Amalia Gutiérrez “el alcalde en lugar de estar en alcaldía y trabajar para resolver los problemas del ayuntamiento y de recibir y escuchar los problemas de los ciudadanos, se dedica a pelear y a perder el tiempo con sus socios de gobierno, con IU y con SPV; prueba de ello son las ruedas de prensa o los comentarios en redes sociales que se hacen desde el equipo de gobierno socialista, descalificando a sus socios en el gobierno local, aquellos que le dieron la alcaldía y lo mantienen en su sillón”.

Ha recordado cómo esos socios de gobierno han dicho públicamente que rompen los acuerdos de investidura, a lo cual ha respondido la teniente de alcalde socialista que “en esos acuerdos se pactaron los sueldos, y que por tanto, si se rompen los acuerdos, tienen que renunciar al sueldo”.

El Grupo Popular ha sacado una conclusión de las afirmaciones hechas por la teniente de alcalde socialista y mano derecha de , que se pueden resumir así: “El alcalde socialista, Alberto González, utiliza fondos públicos para pagar al portavoz de SPV por no hacer nada, al romper el acuerdo de investidura”.

Desde el Grupo Municipal Popular han valorado la realidad y es que “el alcalde socialista está totalmente acorralado y ha perdido el control del ayuntamiento, pasando del 9+1+1= 11 concejales, a quedarse 9-1= 8; está gobernando con 2 concejales menos que el PP y habiendo conseguido en las elecciones municipales 2.000 votos menos que el ganador en ese momento, que era el PP”.

La concejal popular ha explicado que “el alcalde socialista está en minoría, y como no es capaz de sacar nada adelante en Pleno, lo hace en la Junta de Gobierno, que es el único órgano en que tiene mayoría, y aprovecha que cuando hay algún tema delicado o irregular, no asiste a la Junta de Gobierno y les deja el problema al resto de concejales socialistas”.

Ha ejemplificado estas cuestiones que se tratan en la Junta de Gobierno, como ha sido la aprobación de las facturas de la piscina, “el alcalde socialista ha traspasado la irregularidad y la inmoralidad a sus concejales, haciéndoles votar a favor de la aprobación de unas facturas que están en proceso de investigación, con informes negativos, y con los votos en contra de PP, IU y SPV. Nos preguntamos desde el PP qué pasaría si en la comisión de investigación de las citadas facturas resultase que el ayuntamiento ha pagado de más, quién respondería de ese dinero, ¿el alcalde?, y por qué tiene tanta prisa, el alcalde, para pagar esas facturas”.

Amalia Gutiérrez ha dejado claro que “éste es un ejemplo más de las irregularidades que está cometiendo el alcalde en el ayuntamiento, retrocediendo en transparencia y económicamente, dando lugar a que estos dos años de gobierno se hayan convertido en dos años perdidos”.

Se ha lamentado Gutiérrez que “el alcalde socialista se esté ocupando exclusivamente de la pelea entre las fuerzas de izquierda, sus primos, como él los denomina, en lugar de dedicarse a recibir a los ciudadanos y a trabajar por sus vecinos”.

Ha insistido en que “ atentando contra la democracia y la transparencia, evitando pasar los asuntos importantes por las comisiones informativas o los plenos, utilizando la Junta de Gobierno y las resoluciones de alcaldía para gestionar el ayuntamiento de la forma más autoritaria que jamás se ha dado en Villarrobledo”.

Para finalizar le ha recordado Amalia Gutiérrez a Alberto González que “ha perdido 3 concejales en dos años, y que su falta de capacidad de gestión, de trabajo y de diálogo han llevado al ayuntamiento a la deriva total, motivo por el cual le pedimos que se deje de peleas y descalificaciones y se ponga a trabajar de una vez, con transparencia y lealtad por Villarrobledo”.