Buena tarde de toros y cartel de “no hay billetes” en la Corrida Goyesca Mixta del III Centenario de la Feria de Albacete para el jinete Pablo Hermoso de Mendoza, “El Juli” y el albaceteño Miguel Tendero en sustitución de José María Manzanares tras el percance sufrido en la mano en la Plaza de Utrera un día antes de su cita en Albacete.

El rejoneador navarro regresaba un año más a la Feria Taurina de Albacete recordando a la afición por qué es el número uno en el escalafón. En 2009, Hermoso de Mendoza no consiguió ningún trofeo en el único que mató al sufrir una lumbalgia aguda durante su faena en la corrida de rejones del día 15 de septiembre suspendida por la lluvia tras el quinto de la tarde.

En esta ocasión, las cosas fueron muy distintas. Con el toro que abría plaza, de Fermín Bohórquez, se metió al público en el bolsillo desde el primer momento recibiendo ovaciones en cada uno de los tercios.

Hermoso de Mendoza bordó la faena montando de manera valiente y decidida a ‘Chenel’ e ‘Ícaro’, regalando a la afición un espectacular final a lomos de “Pirata’. Su buen hacer con las banderillas y el efectivo rejón de muerte le valieron dos merecidísimas orejas que paseó en su vuelta al ruedo.

Con el cuarto de la tarde, también de Fermín Bohórquez, Hermoso de Mendoza no pudo lucirse del mismo modo que con su primero, aunque también destacó en todos los tercios. Un toro que daba menos juego y con el que falló en la muerte suprema, perdiendo la oportunidad de conseguir mayores trofeos en la Feria albaceteña.

Tras un año de ausencia en Albacete, y tras cortar tres orejas la tarde anterior en Valladolid, “El Juli” arrancaba el aplauso en los tendidos con una sensacional tanda de verónicas con el capote, sintiéndose muy agusto en una plaza de la que guarda muy buenos recuerdos de su etapa inicial.

Con la muleta, el diestro madrileño supo aprovechar el buen pitón izquierdo del primero de su lote, de la ganadería de “El Ventorrillo”, realizando una faena magistral en la que destacó su toreo, sobre todo al natural, con muletazos por abajo muy bien rematados. “El toro ha tenido un pitón izquierdo muy importante, he disfrutado mucho la faena y lo he podido rematar por arriba”, señalaba el diestro en declaraciones a La Cerca Televisión.

“El Juli” hizo lo que quiso con el toro de nombre “Alpargatero”, rematando la lección con una gran estocada que obligó al animal a doblar rápidamente. Aplausos para el toro y dos orejas de ley para el diestro madrileño.

Sin lugar a dudas, “El Juli” pudo haber conseguido más trofeos en el segundo de su lote, que brindó a la afición albaceteña. Una vez más, el público enloqueció con el buen hacer del diestro madrileño sobre ambas manos, sin embargo no pudo cortar ningún apéndice al quinto de la tarde al empañar la faena con cinco descabellos tras estocada viendo ovacionada su actuación.

Miguel Tendero no quiso despaprovechar la oportunidad tan importante que le había brindado la empresa taurina Serolo de lidiar la primera corrida Goyesca de la historia de la plaza de Albacete y, vestido con el traje que el dietro albaceteño Manuel Caballero le había prestado debido a la premura de la sustitución, salió al encuentro del primero de su lote ante la atenta mirada de la afición, destacando su toreo al natural.

El animal se volvió muy áspero a mitad de la faena, sin embargo el diestro albaceteño no se vino abajo en ningún momento, mostrándose valiente y arriesgado delante de su oponente. Una faena qu finalizó con una una buena estocada, viendo recompensado su esfuerzo y entrega con una oreja que orgulloso paseó delante de sus paisanos.

Durante la entrevista concedida a La Cerca Televisión, Miguel Tendero señalaba que “el toro ha sido muy difícil, ha medido mucho y se ha quedado vivo, pero yo he intentado estar siempre por encima del toro”.

Con el último de la tarde, un toro que demostraba una clara marcada querencia a las tablas, Tendero lo tuvo más complicado. Cuatro descabellos tras aviso le impidieron salir a hombros junto a sus compañeros de terna, recibiendo una ovación por parte del respetable.

Una situación que esperemos que el joven diestro albaceteño pueda solventar el próximo 17 de septiembre en la corrida que lidiará nuevamente en Albacete, siendo el único torero local que, hasta la fecha, estará dos tardes en la Feria de su tierra.