La actividad del vertedero concluyó en 2014 y el conjunto de trabajos supone una inversión, a través Provincial de Medio Ambiente, del que Torres es vicepresidenta, de más de un 1.800.000 euros, según ha informado la Institución provincial en nota de prensa.

Acompañada por el alcalde de la localidad, , y la concejala del Ayuntamiento y diputada provincial de Consumo, , la responsable de Medio ha destacado que esta actuación va a contribuir a la lucha contra el cambio climático, “una de las insignias de la Corporación provincial”, reduciendo la huella de carbono, ya que se evitará una emisión a la atmósfera aproximada de 37.400 toneladas de dióxido de carbono, así como las emisiones de metano que forman la parte fundamental del biogás que se genera por la fermentación anaeróbica de la materia orgánica. De hecho, ha recordado que el 12 por ciento de las emisiones mundiales de metano proceden precisamente de los vertederos.

Torres ha subrayado la necesidad de poner en marcha medidas urgentes para la reducción drástica de residuos, al tiempo que ha incidido en “la importancia de cambiar los hábitos de vida hasta alcanzar un consumo responsable y desterrar la cultura del usar y tirar”.

Además, ha agradecido tanto al Ayuntamiento de Hellín como a la empresa pública el trabajo que están realizando y ha manifestado que con esta actuación “se soluciona y se pone fin a una situación medioambiental que había que corregir”.

La responsable de la Institución provincial ha explicado que las obras para poner en marcha este vertedero comenzaron entre 1997 y 1998 y fue la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha la responsable de impermeabilizarlo. “Comenzó a funcionar en 2001 y se determinó una vida útil de 14 años, a partir de ese momento el tratamiento de los residuos que llegaban a esta planta pasó a Albacete”, ha desglosado Torres, quien también ha aclarado que esta actuación fue fruto del acuerdo de todos los grupos políticos tanto en el Ayuntamiento de Hellín como en el de la capital, incluso de los representantes de los trabajadores y de la propia Junta General del Consorcio.

La vicepresidenta de la Diputación ha indicado que la Institución provincial y el Consorcio iniciaron la licitación de la redacción del proyecto de las obras y el resultado inicial de este informe daba un presupuesto superior a los dos millones de euros, y finalmente la Junta General del Consorcio consideró revisarlo, produciéndose una retarificación que se llevó a cabo por parte de Tragsa, lo que supuso una reducción en casi 200.000 euros del presupuesto de ejecución por administración, siendo finalmente este medio propio el encargado de la ejecución.

La responsable del área de Medio ambiente también ha indicado que con esta actuación se cumple con lo establecido en el Real Decreto 1481/2001, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero, así como con las directrices emanadas desde la Dirección General de Calidad e Impacto Ambiental de la Consejería de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha.

Torres ha querido concluir felicitando a los ayuntamientos que forman parte del Consorcio y a la propia Diputación por “tener esta sensibilidad y apostar por el respeto al Medio Ambiente y la educación ambiental”.

PREMIOS AGENDA 21 ESCOLAR

En esta línea, la vicepresidenta de la Diputación ha aprovechado su visita a Hellín para dar a conocer los nombres de los centros escolares ganadores del Premio Provincial de Agenda 21 Escolar 2019 que convoca cada año la Diputación, para reconocer aquellos Colegios Rurales Agrupados, colegios e institutos públicos, colegios de educación especial y colegios e institutos concertados de toda la geografía albaceteña, que llevan a cabo proyectos de sostenibilidad escolar.

En esta edición los premios han recaído en el CEIP ‘San Agustín’ de Casas Ibáñez y el IES ‘Beneche’ de Yeste. El distintivo, que incluye una dotación económica de 1.500 euros, también está acompañado de una placa que reconoce a los ganadores y la plantación de un olivo en las instalaciones de los centros como símbolo de la sostenibilidad a nivel provincial, pero también “por su valor económico como sustento de muchas familias; social, como exponente de la dieta mediterránea y la alimentación saludable; y medioambiental”, ha informado Torres.

Por su parte, Ramón García ha recordado que “Hellín fue solidario con la provincia cuando se abrió este vertedero y ahora llega el momento del sellado”. También ha indicado que “más adelante” se verá el uso que se le puede dar a esta planta.

Junto a ellos han asistido a esta visita el gerente de zona de TRAGSA, Benito de la Plaza, y el jefe de Obra de la empresa pública, .