Tal y como ha explicado la responsable de esta Unidad, , la fractura de cadera es la complicación más grave de la osteoporosis. Según ha explicado la Junta en nota de prensa, en España se producen entre 50.000 y 60.000 fracturas de cadera cada año.

La nueva Unidad de Ortogeriatría se pondrá en funcionamiento el próximo 1 de marzo y contará con la organización de equipos multidisciplinares capaces de tratar adecuadamente un problema tan complejo en todas sus etapas: preoperatoria, quirúrgica, posoperatoria y rehabilitación integral.

Una responsabilidad compartida que podrá materializarse gracias a la estrecha coordinación que existirá entre los trece profesionales que formarán parte de este ambicioso proyecto: enfermera y médico de Urgencias, traumatólogo, geriatra, anestesista, facultativo de Medicina Interna, enfermera de , enfermera y auxiliar de Planta, rehabilitadora, terapeuta ocupacional, fisioterapeuta y trabajadora social.

Para asegurar esa comunicación entre todos los profesionales que van a trabajar en este proyecto, Martínez ha apuntado que será primordial “delimitar y establecer de forma clara y concreta las funciones de cada uno de ellos”. La idea, en definitiva, es tratar de crear “un ambiente adecuado en el que expresar sugerencias que permitan que se afiance un proceso dinámico y abierto a la mejora”.

El trabajo conjunto de estos especialistas tendrá múltiples ventajas, entre ellas que acortará la estancia hospitalaria de los pacientes con esta lesión, disminuirá considerablemente el porcentaje de los mismos que precisarán de ingreso en residencias, mejorará la precisión diagnóstica de los facultativos y disminuirá tanto la mortalidad hospitalaria como las complicaciones médicas y quirúrgicas.

La Unidad de Ortogeriatría también se ocupará de la atención del paciente al alta. Se realizará una consulta ambulatoria al mes de la fractura y se establecerán objetivos de prevención secundaria coordinados con Atención Primaria.

Asimismo, gracias a la nueva unidad se intentará agilizar el tiempo desde el ingreso en planta y la cirugía, con el propósito de operar en las primeras 48 horas si la situación clínica del paciente no contraindica la intervención precoz. La rehabilitación funcional se iniciará a las 24 horas de la cirugía.

PLURIPATOLOGÍAS

La responsable de la unidad ha recordado que las características clínicas de estos pacientes son la pluripatología, alta prevalencia de deterioro cognitivo, polifarmacia, frecuencia de complicaciones agudas y descompensación de patologías crónicas, todo ello asociado al deterioro funcional que conlleva esta dolencia.

“A los seis meses sólo entre el 50 y el 60 por ciento recuperan su capacidad de caminar previa, el 40 o 50 por ciento recuperan la independencia previa en actividades básicas de la vida diaria y el 25 o 30 por ciento recuperan actividades instrumentales como aseo personal, elaboración de comidas, manejo de la medicación y lavado de ropa, por poner algunos ejemplos”, ha recalcado.

Hasta ahora, el Hospital General funcionaba con un modelo de interconsulta desde Traumatología al área de Medicina Interna pero a partir del 1 de marzo y gracias a la nueva Unidad de Ortogeriatría, el paciente será valorado desde el primer día de ingreso por especialistas de los servicios de Geriatría, Medicina Interna y Traumatología, lo que repercutirá positivamente en la atención al paciente.