y han lanzando este jueves un nuevo producto, denominado ‘bus&fly’, que permite combinar en un único billete los trayectos en autobús de ALSA, desde diferentes provincias españolas, a la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas y los vuelos internacionales de la aerolínea.

Según destacaron ambas compañías, el ‘bus&fly’ supone dar “un paso más” hacia la intermodalidad en Barajas entre diversos modos de transporte, lo que se traduce en “un uso más eficiente de las infraestructuras”.

Albacete, Burgos, Lorca, Soria y Valladolid son las ciudades piloto elegidas para lanzar este producto. Cada año, más de 66.000 pasajeros se desplazan desde allí a la T4 de Barajas para coger su vuelo.

Para ello, sus estaciones cuentan ahora con un código de la (IATA) y aparecen en los sistemas de reservas globales, lo que facilita su comercialización y les otorga mayor visibilidad internacional.

Su compra puede realizarse a través de los sistemas globales de reservas que manejan las agencias de viajes de todo el mundo.

Amadeus España ha realizado el desarrollo tecnológico que permite realizar la reserva conjunta del billete aéreo con el autobús a través de los sistemas de reservas.

El director de tecnología y desarrollo de Amadeus España, , subrayó que el acuerdo supone “un paso importante en el desarrollo del transporte intermodal” en España. De hecho, ‘bus&fly’ es el producto de intermodalidad más avanzado de Europa entre autobús y avión.

En un futuro próximo, Iberia y ALSA prevén que la red de ciudades en las que se ha lanzado el ‘bus&fly’ se amplíe a más destinos nacionales e, incluso, a otros internacionales donde ambas compañías tienen presencia.

40 SERVICIOS DIARIOS EN AUTOBÚS.

ALSA ofrece diariamente más de 40 servicios de autobús que unen estas cinco ciudades y la T4 del aeropuerto de la capital española, donde los titulares del ‘bus&fly’ podrán conectar con cerca de 100 destinos internacionales de Iberia en Europa, América, África y Oriente Medio.

Actualmente, un tercio del tráfico del aeropuerto de Madrid-Barajas lo configuran pasajeros que viajan a otros destinos procedentes de otras ciudades de España y Europa. De esta forma, con este nuevo producto se pretende favorecer aún más el papel de la T4 como gran centro de distribución de vuelos y pasajeros de Iberia.

Ambas compañías han establecido unos horarios combinados entre autobús y avión calculados para que el pasajero disponga del tiempo suficiente para que puedan entregar o recoger su equipaje en el aeropuerto, pasar los controles de seguridad y realizar su conexión.

Para agilizar los trámites de facturación, los clientes del ‘bus&fly’ pueden emitirse su tarjeta de embarque a través la web de Iberia, sacar la etiqueta para su maleta en los quioscos de ‘check-in’ del aeropuerto, y depositarlo en los mostradores de entrega rápida (810 y 811) que Iberia ha habilitado en la T4.