En el momento de la detención, el varón portaba efectos sustraídos de al menos tres vehículos violentados y signos en las manos de haber fracturado los cristales. Los efectos han sidio recuperados y reintegrados a sus propietarios.

El varón detenido sería el responsable de la oleada de robos con fuerza en interior de vehículo cometidos en la última semana en la calle Alcalde José María de Miguel, los cuales ascienden a un total de al menos veinte coches forzados en los últimos siete días, incluidos los cometidos la madrugada de su detención.

El detenido reside en un piso a escasos metros de la calle Alcalde José María de Miguel, lo que dificultaba la labor policial al huir y refugiarse rápidamente en su domicilio tras cometer los hechos.