El consejero de Presidencia, , ha estimado que el coste de los daños producidos por el incendio de Hellín del pasado 1 julio que afectó al área de Moratalla “supera los 10 millones de euros”.

El informe económico, elaborado por el Consejería de Presidencia, que recoge esta cifra, ha sido presentado en , el cual, el pasado 27 de julio, dio luz verde a la aprobación de las “ayudas especiales”. Así, Campos ha desvelado que “ya se ha remitido al , a través de la Delegación del Gobierno”.

Asimismo, ha comentado que esperan que, desde el Ejecutivo central, “lo remitan cuando antes al presidente del Gobierno”, para poder comenzar la recuperación de la zonas. Igualmente, ha afirmado que tienen la esperanza de que “se declare la zona con la consideración de daños especiales”, así como que y aporten “importantes recursos”.

En este sentido, ha explicado que el primer paso será “la retira de la madera quemada y la reforestación natural”, para, a continuación, “proceder a las actuaciones que le corresponden a la Dirección General de ”.

Por otra parte, ha señalado que las causas están siendo investigadas por la Fiscalía especial del y por la Fiscalía de Medio y que por el momentos “no se saben los motivos” del incendio.

ZONAS Y ACTUACIÓN DE LOS SERVICIOS DE

El suceso se originó en la localidad de Hellín, en Albacete, y en pocas horas se adentró en la Región de Murcia, afectando especialmente a las zonas de Salmerón y Cenajo, lo que motivó la activación del nivel 2 del Plan Infomur e incluso el desalojo de manera preventiva de 17 personas residentes en Salmerón, pedanía de Moratalla.

En concreto, el paraje Sierras y Vega Alta del Río Segura, y ríos Alhárabe y Moratalla, catalogado como Lugar de Importancia Comunitaria, reúne un denso matorral formado por especies como el esparto y el romero, así como por pinar de repoblación y pinar adulto con sotobosque de matorral y pequeñas zonas de repoblación.

Este enclave natural da cobijo a un amplio número de especies animales, como el jabalí, cabra montés, zorro, gineta, ardilla, gato montés, águila calzada, águila culebrera, gavilán, mochuelo, búho real, halcón peregrino, culebra lisa, lagarto ocelado y sapo corredor, entre otros.

En la extinción del incendio trabajaron más de 400 efectivos terrestres y aéreos del Plan de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales en la Región de Murcia (Plan Infomur), entre el personal de los grupos de extinción, vigilancia, coordinación, sanitario y apoyo logístico, bomberos, brigadas forestales, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y miembros de la (UME).

La intervención de los medios aéreos fue “definitiva” para el rápido control de las llamas, que fueron rápidamente apagadas con las continuas descargas de agua de los tres helicópteros de la Consejería de Presidencia, cinco hidroaviones FOCA del , y dos helicópteros bombarderos tipo Kamov.