Así lo ha trasladado este miércoles el delegado provincial de Agricultura, y Desarrollo Rural, , durante la clausura de la Asamblea General de la (PROCECAM), celebrada en la localidad conquense de Casas de Roldán.

Allí, ha destacado la importancia que tiene el cultivo de la cebolla en Castilla-La Mancha y el peso económico y social que ha ido adquiriendo durante las últimas décadas, situándose como un producto agroalimentario referente en el mercado nacional y europeo.

Durante su intervención, Sáez ha subrayado que Castilla-La Mancha es la región de España con mayor superficie de este cultivo, contando según datos de 2018, con 10.912 hectáreas y una producción de 743.321 toneladas, lo que supone el 46 por ciento de la superficie nacional, ha informado la Junta en un comunicado.

Con respecto a la provincia de Albacete, ha resaltado que la que mayor superficie tiene de España casi 5.000 hectáreas y 366.050 toneladas de producción en el año 2018.

En cuanto a la situación del sector, Sáez ha trasladado que la Administración regional conoce que el exceso del producto en España y en Europa ha producido un importante descenso de los precios de comercialización, la necesidad de acceder a mayor disponibilidad de agua por parte de los productores, así como el relevo generacional que permita dar continuidad a las explotaciones existentes.

Sobre este aspecto, el delegado provincial de Agricultura en Albacete ha trasladado a los agricultores, la posibilidad de solicitar ayudas a la modernización de las explotaciones agrarias (planes de mejora), ha avanzado que pronto se resolverá la convocatoria de 2018, además de anunciar una nueva orden para acceder a las ayudas para el fomento de la creación de agrupaciones de productores de productos agroalimentarios en Castilla-La Mancha.

AYUDAS FOCAL

Por otro lado, el representante de la , Agua y Desarrollo Rural ha recordado el apoyo del Ejecutivo autonómico a las industrias agroalimentarias a través de las ayudas a las inversiones en transformación, comercialización o desarrollo de productos agrícolas y al fomento de la calidad agroalimentaria, conocida como FOCAL y que en la tres últimas convocatorias realizadas ha puesto a disposición del sector agroalimentario de la región 180 millones de euros.

“Estas ayudas tienen como finalidad la de mejorar las condiciones en las que las industrias agroalimentarias de la región llevan a cabo la transformación y comercialización de productos agrícolas para lograr mayor valor añadido en los productos elaborados, mejorar su calidad y, en consecuencia, mejorar su competitividad en el mercado”, ha aseverado Sáez.

La Asociación de Productores de Cebolla de Castilla-La Mancha nació en 2005 con el objetivo principal de defender los intereses de los productores de cebolla en la región. Cuenta con la participación de más de 120 asociados directos, y 287 productores de cebolla con una superficie cultivada de más de 5.400 hectáreas. Este colectivo de productores aporta al mercado 432.000 toneladas de cebolla comercializada.