La directora provincial del , ha destacado las medidas impulsadas por la Consejería de Agricultura, y para aumentar la titularidad compartida, y ha puesto como ejemplo de la evolución positiva de los proyecto de emprendimiento femenino, la inscripción en este 2016 de 487 mujeres menores de 40 años en Castilla-La Mancha, de las que 166 proceden de Albacete.

​ha reivindicado una igualdad real entre el medio urbano y rural, ha criticado las excesiva trabas burocráticas para acogerse a la titularidad compartida con la Ley que el Gobierno central aprobó en 2011, y ha puesto en valor la última Orden de Incorporación de Jóvenes Agricultores en nuestra Comunidad Autónoma.

Albacete, 18 de octubre de 2016.- La directora provincial del la Mujer, Mercedes Márquez ha subrayado que la inscripción de las mujeres en el Registro de Titularidad Compartida de Explotaciones Agrarias, “es un potenciador de igualdad y de visibilidad de su trabajo en el sector primario”.

Márquez ha afirmado que la Titularidad Compartida facilita un nuevo medio rural “equilibrado, sostenible socialmente, con arraigo para la población joven, reduciendo el estereotipo de la masculinización, y constituyendo nuevos escenarios económicos”.

Así lo ha destacado, durante el encuentro que ha mantenido con la presidenta de FADEMUR, Montserrat Molina Rojas, en el que han abordado en la , asuntos importantes para la mujer rural y para lograr su igualdad “efectiva y real”.

Márquez ha destacado que las medidas impulsadas por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, han logrado aumentar el cien por cien de las titularidades compartidas que existían en Castilla-La Mancha, y ha puesto como ejemplo la inscripción de 80 mujeres en toda la Comunidad Autónoma, en apenas mes y medio, de las que 9 proceden de Albacete, o las 487 mujeres emprendedoras menores de 40 años, de las cuales 166 son de la provincia de Albacete, durante el presente año.

de la Mujer y FADEMUR han aprovechado los distintos actos que durante este mes se celebran relacionados con la mujer rural para reivindicar una igualdad real entre el medio urbano y rural, criticando las excesiva trabas burocráticas para acogerse a la titularidad compartida con la Ley que el Gobierno central aprobó en 2011, y poner en valor la Orden de Incorporación de Jóvenes Agricultores de nuestra Comunidad Autónoma.