Nura Ghazi ha defendido y entrevistado a cientos de detenidos y ex detenidos desde 2011, ha documentado casos de desaparición forzada y ha colaborado con varias organizaciones internacionales de derechos humanos. Su marido, Bassel Khartabil, es un activista de derechos humanos sirio que utilizaba la tecnología e internet para defender el derecho a la libertad de expresión y el acceso a la información. Fue detenido por las fuerzas de seguridad sirias el 15 de marzo de 2012, fue mantenido en aislamiento durante ocho meses y compareció ante una Corte Militar de Campaña en relación con sus actividades pacíficas el 9 de diciembre de 2012. Después fue trasladado a la prisión civil de Adra, donde estuvo hasta el 3 de octubre de 2015, cuando fue llevado a un lugar desconocido. Desde entonces permanece en paradero desconocido. Tras su detención y posterior desaparición forzada de su marido, Nura ha continuado con su activismo, hablando públicamente en nombre de las personas detenidas en cárceles del gobierno y apoyando activamente la creación de una Comisión de Familias para los familiares de personas detenidas, secuestradas o desparecidas por todas las partes del conflicto sirio.

Desde Amnistía Internacional hemos puesto en marcha la siguiente recogida de firmas para pedir que se termine el horror de las cárceles sirias, que son un verdadero matadero humano! https://www.es.amnesty.org/actua/acciones/siria-tortura-carceles-ago16/