De acuerdo con la información facilitada, la Sala 092 de la Policía Local recibió esta mañana llamadas de vecinos de la barriada de Alcolea “que se quejaban de la venta ilegal de fresas, además de las molestias que estaban causando los vendedores por el uso de megafonía”.

Una vez localizados los autores de la presunta “venta ilegal”, según continúa el atestado policial, “los productos fueron requisados y entregados al ‘Medina Azahara’ de Córdoba, resultando que “las personas que ejercían la venta ilegal de fresas eran de Albacete”.

Cabe destacar que agentes del servicio de venta ambulante de la Policía Local han intervenido en tres ocasiones en los últimos días contra la venta ilegal de fresas, tras recibirse denuncias de la ciudadanía en la Sala del 092.

En concreto, se han requisado ya, en esta semana, más de 250 cajas de fresas en tres ocasiones, primero en barrios de la propia capital cordobesa y este miércoles en la barriada periférica de Alcolea.

A este respecto, el teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Córdoba, , ha destacado “el papel que también desempeña la Policía Local en tareas como son velar que se cumple la normativa en el comercio ambulante y evitar la venta ilegal de productos, especialmente cuando se trata de alimentos”.