Izquierda Unida ha denunciado ante los medios que el Alcalde esté utilizando los recursos municipales a su antojo y con falta de transparencia. Así lo ha hecho con la elaboración de unos libros propagandísticos que han costado a los ciudadanos casi 6.000 euros entre la edición y el reparto.

Del mismo modo, se ha producido la contratación de una técnico de cultura y medios de comunicación a través de una resolución de alcaldía a espaldas a los órganos colegiados que deben regir las decisiones de personal como son las mesas de negociación y paritarias, donde están representados todos los grupos políticos y sindicatos.

La imperiosa necesidad que justifica esta contratación, según el propio Alcalde, es la de potenciar la radio local. Una radio que desde hace años no funciona por problemas técnicos y en la que ya se cuenta con otro trabajador. Además, afirma el concejal , “se ha vulnerado el principio de igualdad, mérito y capacidad ya que la persona contratada para suplir la vacante de técnico de cultura no se ha seleccionado de la bolsa de empleo vigente (según el art. 48 de la ley 4/2011 de Empelo público de Castilla la Mancha) sino que proviene de otra bolsa de empleo generada por otro proceso selectivo, en este caso, para monitor de radio”.

Manuel Clemente afirma que es “una decisión personalista que ni siquiera cuenta con la propuesta de la concejal de área o del jefe de servicio, como se hace siempre en caso de una contratación de estas características”, además de improvisada, ya que dicha plaza no contaba con dotación presupuestaria, por lo que se ha tenido que hacer una modificación de crédito.