Finalmente, una vez traslada esta denuncia a los medios de Comunicación, el PSOE ha logrado que, al menos por el momento, se paralice este expediente de contratación, pues tras poner sobre la mesa en la Comisión Informativa de Patrimonio los argumentos que desaconsejan esta contratación, todos los grupos municipales en la oposición han votado en contra de esta posibilidad, forzando a y su Equipo de Gobierno a retirar temporalmente esta propuesta, hasta que los servicios técnicos elaboren otro pliego de condiciones que sí recoja las características especiales que exige este

El concejal Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Albacete denunció esta mañana que Javier Cuenca y su Equipo de Gobierno pretenden introducir “un cambio en la gestión por parte del Ayuntamiento del recurso de acogida a mujeres víctimas de violencia machista que lo desvirtúa, pues quieren sustituir a las educadoras y educadores municipales en turno de noche por un vigilante de seguridad de una empresa privada”.

En este punto, el edil socialista explicó que la está financiada por el y forma parte de su red de recursos para mujeres víctimas de violencia de género y el Ayuntamiento de Albacete también aporta fondos para su mantenimiento y asume su gestión.

El recurso, prosiguió el concejal del PSOE, dispone de seis habitaciones para estancias de carácter temporal, mientras se valora individualmente a cada una de las usuarias, durante un período de entre dos y cuatro semanas; y otras cinco habitaciones, para estancias más largas, que se pueden prolongar por espacio de dos o tres meses o incluso más tiempo, en función de cada caso.

A este centro, precisó Martínez, acuden mujeres víctimas de violencia machista y sus hijos menores cuando o bien carecen de recursos para vivir de forma independiente, necesitan una protección adecuada de su agresor o porque precisan de atención psicosocial.

expuso que a lo largo de un año este Centro puede atender del entorno de 90 personas, de las que aproximadamente la mitad son mujeres y el resto sus hijos e hijas menores de edad.

“Las mujeres suelen llegar a la casa tras el difícil trago de una denuncia, muchas de ellas lo hacen desde los servicios de urgencias donde han sido atendidas por las agresiones de su maltratador y acompañadas de la policía y todas ellas sin excepción llegan en una situación de ansiedad y estrés propios de la situación que están viviendo”, explicó el concejal socialista, que añadió que la casa está atendida en todo momento, las 24 horas del día, por personal especializado en este ámbito y con la formación oportuna para atender a mujeres y menores en esta situación.

Una vez expuestas las características de las usuarias de este Centro, que “hace unos meses empezamos a tener noticias sobre la intención de la concejala de Mujer acerca de suprimir la figura de la educadora o educador en el turno de noche por personal de seguridad de una empresa privada. Preguntamos a la concejala en una Comisión de Igualdad y nos dijo que únicamente se estaba estudiando y que, en todo caso, los pliegos de contratación de esta empresa de seguridad exigirían requisitos específicos a la empresa y que la comisión de igualdad los revisaría antes de su publicación”.

Pero hoy, prosiguió Manuel Martínez, en la Comisión de Patrimonio, que es en la que se inician los expedientes de contratación, estaba previsto que se iniciara el expediente de contratación para la seguridad privada de la casa de acogida a mujeres víctimas de violencia machista, sin que “los pliegos hayan pasado por la Comisión de Igualdad, tal y como se comprometió la concejala de Mujer y, además, estos pliegos de contratación son para la seguridad de la Casa de Acogida y para el del ‘Buen Suceso’. La misma empresa que se quede con la seguridad de un centro se quedará con la del otro, mezclando dos situaciones que nada tienen que ver y mostrando un absoluto desconocimiento o desinterés por la situación concreta y especial de la casa de acogida”.

Como consecuencia de mezclar la seguridad del ‘Buen Suceso’ con la Casa de Acogida, incidió Manuel Martínez, “los pliegos no prevén ninguna formación específica en materia de tratamiento con mujeres víctimas de violencia de género, ni exige deber de confidencialidad, ni turnos con garantía de confidencialidad”.

En riesgo la confidencialidad que exige la Casa de Acogida

De hecho, tal y como subrayó Manuel Martínez, se pone en riesgo la confidencialidad que exige este recurso, pues “la ubicación de la Casa de Acogida es secreta y confidencial para garantizar la seguridad de las mujeres. Pero, ahora, una empresa privada la va a conocer y todos sus trabajadores pueden rotar por la misma. Al no haber limitación alguna en los Pliegos, si la adjudicataria tiene 50 trabajadores, los 50 pueden pasar por la casa”.

A esta situación anómala se suma, aseveró el concejal del PSOE, que “lo último que debe sentir una mujer o un menor en una situación de violencia en su hogar es que la alternativa pública, el recurso donde más tranquilas y atendidas deberían sentirse está bajo la custodia de un vigilante de seguridad uniformado sin otro personal de atención”.

Tal y como subrayó Manuel Martínez, “estas mujeres precisan de una atención psicosocial, también por la noche. Se imaginan una situación, habitual, en la que una mujer o un menor se despierten con un cuadro de ansiedad en mitad de la noche, ¿Quién les va a atender?, ¿Tienen las mujeres o los menores que anunciar con treinta minutos de preaviso sobre su ansiedad para que de tiempo al personal de seguridad a llamar a la educadora o educador a su casa y que ésta se despierte y se desplace hasta el centro?”.

Esta situación, argumentó Manuel Martínez, “es un sinsentido, que solo se puede entender desde el desconocimiento o la despreocupación por las funciones que cumple este recurso y su funcionamiento. Pues de la misma forma que a nadie en su sano juicio se le ocurre sustituir a la dotación nocturna de un parque de bomberos o los profesionales de guardia en un centro hospitalario o en una comisaría de Policía por una guardia de seguridad privada, que les llamara a su casa si se presenta una emergencia, tampoco se puede sustituir mediante esta fórmula a los educadores y educadoras de la Casa de Acogida”.

De ahí que Manuel Martínez concluyera exigiendo a Javier Cuenca y su Equipo de Gobierno que “si quieren contar con seguridad privada en el recurso, sea además de los educadores y educadoras, nunca como sustitutos de estos profesionales; que abandonen su intención de cambiar un modelo de atención por otro de custodia y que con los 60.000 euros anuales que va a costar este contrato se dote de más personal educativo y social a este recurso o se inviertan en más políticas de prevención de la violencia machista”.

La presión de toda la oposición obliga a Javier Cuenca a dar marcha atrás

Finalmente, una vez traslada esta denuncia a los medios de comunicación, el PSOE ha logrado que, al menos por el momento, se paralice este expediente de contratación, pues tras poner sobre la mesa estos argumentos en la Comisión Informativa de Patrimonio, todos los grupos municipales en la oposición han votado en contra de esta posibilidad, forzando a Javier Cuenca y su Equipo de Gobierno a retirar temporalmente esta propuesta, hasta que los servicios técnicos elaboren otro pliego de condiciones que sí recoja las características especiales que exige este Centro.