Junto a grandes boxeadores del panorama internacional como Luca Giacon o Catalin Paraschiveanu, el albaceteño “Chule” superó la inexorable cita con la báscula, marcando 63,600 gramos en la báscula, mientras que su rival, el toledano , dio cien gramos menos. El del mostró un imponente físico en el pesaje, realizando posteriormente el protocolario cara a cara. “Chule” ya descansa de cara a la final, concentrado en ofrecer sobre el cuadrilátero su mejor versión, dentro de una velada que será televisada para varios países.

Coy se jugará en la Plaza de Toros de Illescas el oro del Campeonato de Castilla-La Mancha, preciado metal que le abriría las puertas del Campeonato de España. El rival del albaceteño parte como favorito, dada sus recientes victorias en torneos realizados en .