Afable y directo, como siempre, José Francisco Roldán comienza su conversación con nosotros asegurando que el refrán popular que reza aquello de que “la primavera, la sangre altera”, no tiene por qué tener su traducción directa en un aumento de delitos dentro de una ciudad como ésta y añade que, por el contrario, lo que sí afecta, suele ser “la noche, lo que tomamos… si bien la buena temperatura es más proclive a que, sobre todo en fin de semana, la gente esté más en la calle y puedan surgir más problemas”. Asegura, además, que “Albacete se suele dejar influenciar por cosas nimias y, cuando surge un incidente más o menos grave, causa un shock tremendo porque no se está acostumbrado, afortunadamente”.

El Comisario Jefe del Cuerpo Nacional de afirma que se siente muy orgulloso de la ciudad porque “incluso en los problemas graves, somos especiales: somos capaces de superar dificultades y de tolerar ciertas situaciones sin crispación; quizá nosotros no tenemos monumentos de ladrillo, pero tenemos monumentos de personas”. Y es que, según se desprende de su propia experiencia personal, los albaceteños reaccionamos ejemplarmente ante sucesos a los que, por suerte, no estamos acostumbrados (como el caso del doble asesinato que, el pasado 3 de marzo, conmocionó a todos y del que, el propio Roldán, nos ha dado más detalles).

Sospechas confirmadas sobre el doble homicidio de la calle Baños.

Sobre el homicidio de los dos hombres de nacionalidad dominicana cuyos cadáveres se hallaban el pasado 3 de marzo en un inmueble de la calle Baños de Albacete, José Francisco Roldán asegura que “nos enfrentamos a situaciones nuevas en el que sentido de que, hasta hace algún tiempo, relacionar la inmigración con la delincuencia era casi tabú. No es correcto en ningún caso establecer esa relación, pero sí hay que reconocer la realidad de que, desde otros países, vienen de lo mejor y de lo peor, y que hay que trabajar con esas variables”.

El Comisario asegura que había un grupo de personas vinculadas al tráfico de drogas que llevaba poco tiempo en Albacete y que venía haciendo una vida clandestina vinculada con el tráfico de drogas. “Cuando mueren estos dos hombres”, explica, “aparece primero la duda de quién son, de dónde vienen y por qué están aquí y, comenzamos a trabajar desde su entorno más cercano (con la dificultad añadida de que se trata de personas que no conocemos de nada)”. Roldán asegura que, detrás del esclarecimiento de estos hechos, hay un trabajo muy bien hecho ya desde el primer momento de control de la escena del crimen y que pronto la investigación les llevó ante la posibilidad de que, en el trasfondo del caso, pudiese haber rencillas relacionadas con dinero o con las drogas, como así se demostraba tras la detención, la pasada semana, del presunto autor del doble homicidio.

La investigación, no obstante, sigue abierta porque, tal y como confirma el Comisario, “en la agenda de la Policía hay un listado permanente de búsqueda de traficantes de drogas. Las personas que estaban con este hombre en el piso, sin estar relacionadas quizá con los homicidios, sí estaban traficando también, y estamos siempre trabajando en ello”.

La crisis, ¿incrementa los delitos?

Los malos momentos que, a nivel económico, viene arrastrando nuestro país en los últimos meses pueden tener su reflejo en la actividad delictiva. En este sentido, el Comisario asegura que “de momento, lo que estamos viendo son situaciones de insolvencia sobrevenida de personas que no pueden pagar y no lo hacen; no son estafadores que pretendían no pagar”. Roldán afirma que, la crisis no está incrementando significativamente el número de nuevos delincuentes y, en este sentido, asegura que “lo que sí ocurre es que, el estafador tradicional va variando sus estrategias para engañar mejor, y lo hace valiéndose cada vez más de las posibilidades que permiten las nuevas tecnologías y el uso de Internet” algo que, según afirma el propio Comisario, se está convirtiendo en un problema emergente.

Sí que está resultando significativamente llamativo en tiempos de crisis el aumento de simulaciones de delitos. José Francisco Roldán nos detalla que, cada vez más, abundan “personas que nunca pensaban cometer ninguna infracción o que incluso piensan que no es ilegal” y que a veces acaban poniendo a prueba a las autoridades a través de la picaresca.

Delincuencia económica

Tal y como expuso durante su toma de posesión como Comisario el 29 de diciembre de 2010, José Francisco Roldán tiene entre sus principales focos de atención precisamente la lucha contra los nuevos delitos surgidos de la mano de Internet y, en especial, contra la denominada “delincuencia económica” que engaña a la Administración. Sobre ello, Roldán asegura que, las actuaciones han crecido “de manera geométrica” en los últimos años y añade que “las operaciones que estamos llevando a cabo en relación con la Inspección de Trabajo y con la Seguridad Social son muy intensas, y estamos investigando permanentemente”. Así, se han podido destapar, por ejemplo, empresas y contrataciones ficticias o estafadores que, haciéndose pasar por brokers de Bolsa, engañaban a la gente haciéndole perder mucho dinero”. La actividad investigadora es, en este sentido, incesante (algo que pronto se verá traducido, tal y como adelantaba el propio Comisario, en el aumento de personal dentro del Grupo de Delitos Tecnológicos y Delincuencia Económica del Cuerpo Nacional de Policía).

Charlas escolares sobre acoso, drogas y el uso de Internet

Otra de las áreas en las que con más ahínco están trabajando los efectivos del CNP de Albacete es la de la prevención. Fundamentales resultan, así, las charlas que en los últimos tiempos vienen impartiendo en diversos centros docentes con el objetivo de alertar a los más jóvenes desde edades tempranas sobre los peligros de las drogas, los casos de acoso escolar o los problemas que puede reportarles un mal uso de Internet y de las redes sociales. Sobre ello, José Francisco Roldán advierte que “queda mucho por hacer aún. Las primeras charlas de este tipo que yo recuerdo me remontan al año 1979 cuando, hablar de drogas, era como hablar de ciencia ficción. Por aquel entonces ya avisábamos de lo que venía, y había gente que opinaba que estábamos alarmando a la sociedad injustamente… pero hay que ver cómo ha evolucionado esto aunque todavía nos encontremos con personas que siguen justificando las drogas o intentando mitigar la realidad indebidamente porque, a nosotros, lo que de verdad nos preocupa, son los niños”. El Comisario advierte de que todos parecemos alarmarnos cuando escuchamos que, los jóvenes, comienzan a consumir alcohol a edades muy tempranas (12 ó 13 años), y debemos ser conscientes de que, la edad en la que muchos comienzan a iniciarse en el peligroso mundo de las drogas, no va mucho más allá.

José Francisco Roldán recuerda que “ha muerto muchísima gente en Albacete a causa de la heroína” y asegura que el problema ha evolucionado y sigue latente, por eso añade que “el objetivo de la prevención han de ser los jóvenes que están formándose”, igual ante esta problemática que ante otras como el acoso escolar o el mal uso de las redes sociales, para lo que se cuentan anécdotas reales que muestran a los chicos y chicos los peligros que pueden derivarse de estas realidades. En este, como en todos los temas relacionados con el ámbito de la seguridad, el Comisario recalca especialmente un elemento que resulta crucial para detectar a tiempo cualquier conflicto: “la colaboración de todos”.

El CNP en Albacete

En plena crisis económica y en tiempos de ajustes como los que venimos atravesando, es destacable la satisfacción que, tanto a nivel de efectivos como de instalaciones, embarga al Comisario Jefe del CNP de Albacete en lo que al territorio provincial se refiere: “Estoy contento. No tengo derecho a quejarme de nada porque tenemos unas instalaciones y unas condiciones de recursos y personal muy buenas; uno tiene una trayectoria antigua, y sabe de dónde venimos, dónde hemos ido y dónde estamos y, por razones evidentes (y que el público percibe también), hemos mejorado bastante en muchos aspectos, por lo tanto no tengo derecho a quejarme. Podría pedir más, pero no sería justo, porque tenemos capacidad para poder enfrentarnos con garantías a cualquier problema que se nos presente en todos los ámbitos”. Añade, orgulloso, el Comisario que ahora mismo tiene un capital humano “de primera línea en todos los aspectos, y lo estamos demostrando en cosas puntuales (como esa investigación de los asesinatos en un inmueble de la calle Baños”.

Convencido hasta la médula de que, por encima de cualquier otra cosa, su labor y la de quienes le acompañan en esta andadura es la de ser un servidor público, el Comisario Jefe de la Policía se mantiene con las mismas ilusiones y el mismo ímpetu que le llevaron a seguir su vocación por un oficio que lleva en la sangre desde pequeño. Asegura que es una “frustración con piernas” porque siempre pretende hacer las cosas mejor cada vez.

Si quieren descubrir más detalles de su personalidad (inquieta y llena de variopintas aficiones) y de su labor al frente del CNP en Albacete, les invitamos a disfrutar al completo de esta entrevista en el video adjunto que acompaña a este texto, dentro de los “Encuentros Digitales” del Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca.