Por segundo año consecutivo, el Plan Extraordinario por el Empleo de Castilla-La Mancha deja frutos en el Centro Regional de Menores Albaidel, en Albacete. El Ayuntamiento de la ciudad, con uno de los proyectos que ha puesto en marcha a través de dicho Plan, ha facilitado que, de la mano del Gobierno regional, quince de los jóvenes que aquí residen hayan obtenido este viernes el certificado de profesionalidad que acredita las habilidades que han adquirido en actividades como la jardinería o la albañilería.

El alcalde de Albacete, Manuel Serrano, pone en valor la colaboración institucional para dar respuesta formativa a jóvenes en conflicto con el fin de facilitarles un futuro mejor

Al acto de entrega de esos certificados ha acudido, entre otros, el alcalde de Albacete, Manuel Serrano, que ha destacado el importante esfuerzo de colaboración que vienen haciendo tanto el propio Consistorio como la Junta de Comunidades para hacer posibles realidades como ésta que pueden acabar siendo muy significativas para los jóvenes en conflicto que se benefician de ellas.

“Son más de tres millones de euros de recursos los que aporta el Ayuntamiento y que complementa la Junta de Comunidades; un Plan que ha tenido un alcance para 920 personas este año; este proyecto concreto se inició el 19 de junio y ha durado seis meses concluyendo con éxito en diciembre, y quiero felicitar en nombre del Ayuntamiento a todo el personal del centro Albaidel, también al personal de las contratas y a los excelentes profesionales que han dado a estos jóvenes en conflicto una oportunidad para integrarse con éxito en el mercado laboral”, ha puesto en valor el primer edil.

Aurelia Sánchez: “Consolidar el Plan de Empleo donde la educación y la formación se unen para encontrar un futuro para los jóvenes, es la mejor apuesta que pueden hacer las Administraciones”

Éste es el único centro de titularidad pública que, con estas características, existe en Castilla-La Mancha. Se complementa con otro ubicado en Ciudad Real (‘La Cañada’) pero que, en ese caso, es de titularidad privada. Ambos han servido para intervenir con algunos de los 1.250 jóvenes sobre los que ha recaído alguna medida judicial a lo largo de este recién finalizado año 2017. Hoy, quince de ellos recogen los frutos de un paso posiblemente muy importante en sus caminos futuros…

“Todos estos talleres que se les han impartido están dentro de (por ejemplo) jardinería, de albañilería, pero también de una habilidad social que les permita buscarse un futuro; hoy vamos a entregar estos diplomas y se va a consolidar la formación, la educación y el futuro de estos jóvenes” ha resaltado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, también presente este viernes en la entrega de estos certificados de profesionalidad en representación del propio Gobierno regional.

Sánchez ha asegurado creer que “consolidar la formación de los jóvenes, consolidar el Plan de Empleo donde la educación y la formación se unen para encontrar un futuro para los jóvenes, es la mejor apuesta que pueden hacer las Administraciones (tanto del como del Ayuntamiento de Albacete)”.

Este centro de internamiento (total o parcial) tiene capacidad para unos treinta y dos usuarios, jóvenes sobre los que recaen diversos tipos de medidas judiciales; actualmente lo ocupan veinticinco chicos y chicas de los que veintiuno han participado en estos cursos formativos que han culminado con certificados de profesionalidad para quince de ellos.