En 1922 se produce en Albacete la instalación de un aeródromo en el paraje de La Torrecica, donde se ubica una de las primeras Escuelas de Pilotos de España. Ya en 1929, la inaugura el Aeródromo Los Llanos, contando a partir de 1936 con talleres de construcción de aviones y dos fábricas de montaje, así como con talleres de reparación de aparatos metálicos en Almansa y Casas de .

En 1936 se crea la Maestranza Aérea de Albacete. En un primer momento está ubicada en el paraje denominado “”, pero tres años después, en 1942, se traslada al emplazamiento que ocupa en la actualidad, en la carretera de las Peñas, en el kilómetro 3.8, junto a la Base Aérea de Los Llanos y, desde hace unos años, cercana al nuevo Parque Aeronáutico y Logístico de la ciudad.

En 2009 se cumplía el 70 aniversario de la Maestranza Aérea de Albacete, quedando más que demostrado el papel tan relevante que ha desempeñado durante todo este tiempo en el desarrollo y crecimiento de la ciudad, convertida en la actualidad en un “nicho tecnológico en cuanto a conocimientos aeronáuticos”.

Se trata de una de las tres Maestranzas que existen en toda España junto con la de Madrid y Sevilla. Para Juan Antonio Navarro, la de Albacete es la más importante en cuanto a trabajos de mantenimiento, ingeniería y abastecimiento de aeronaves del se refiere por el equimamiento tecnológico que posee.

En la actualidad cuenta con cerca de 600 trabajadores, de los cuales el 85% es personal laboral contratado por el , y el resto son militares y algunos funcionarios.

En julio del pasado año 2009, Juan Antonio Navarro se convertía en el nuevo coronel jefe de la Maestranza Aérea de Albacete. Un ciudad que conoce muy bien, teniendo en cuenta que su primer destino como capitán fue en el Ala 14 de la Base Aérea de Los Llanos, donde permaneció desde finales de los años 70 hasta 1986.

Una etapa que Navarro recuerda con cariño y que no ha podido olvidar, no sólo por lo que supuso dentro de su carrera profesional sino porque precisamente fue en Albacete donde vivió sus primeros años de casado. “Tengo muy buenos recuerdos de Albacete y es una ciudad a la que quiero”, añadía.

Principales líneas de trabajo de la Maestranza Aérea de Albacete

Desde que tomó el relevo de manos del coronel hasta la actualidad el balance para Juan Antonio Navarro está siendo positivo ya que “los objetivos se han cumplido casi en su totalidad”.

En este sentido apuntaba que cuenta con un importante equipo de colaboradores y existe un buen diálogo social con el comité sindical de la Maestranza, destacando la realización en 2010 de actividades de prevención de riesgos laborales y de seguridad y salud en las instalaciones.

Entre las principales líneas de trabajo abiertas en estos momentos en la Maestranza Aérea de Albacete, Juan Antonio Navarro hacía referencia a los F-18 y a la entrada, en verano de 2009, de la primera aeronave de estas características dentro del programa de mantenimiento mayor que se está llevando a cabo, siendo el primero de la serie de los 6 aviones biplazas que van a entrar en la Maestranza albaceteña.

Juan Antonio Navarro explicaba que cuentan con una cadencia de año y medio por avión, por lo que los F-18 permancerán varios años en estas instalaciones hasta concluir el programa.

Otro de los objetivos planteados por Juan Antonio Navarro desde que asumió su puesto de coronel jefe de la Maestranza Aérea de Albacete consistía en adecuar las instalaciones existentes para el mantenimiento de los Eurofigther. Una aeronave que llegará a la Base Aérea de Los Llanos en 2012.

Según apuntaba el coronel jefe de la Maestranza Aérea de Albacete, no está prevista su entrada en su totalidad porque es muy nueva y todavía no está planificado su programa de mantenimiento mayor o revisión general. Sin embargo, lo que sí se está realizando en estos momentos es el mantenimiento de componentes. Concretamente a través de bancos de pruebas de hidráulica, de combustible y también existen módulos de turbina del motor, realizando la Maestranza albaceteña el 80% del trabajo que se está llevando a cabo en España con los Eurofigther.

Infraestructura Logística y Técnica

La Maestranza Aérea de Albacete trabaja en estos momentos con diferentes aeronaves: los Mirage F-1, los C-101, los apagafuegos UD-13 y UD-14, los F-5, así como los F-18 y con determinados componentes del Eurofigther.

El mantenimiento industrial de los sistemas de armas está garantizado por un conjunto de hangares, talleres, laboratorios y almacenes que ocupan 66.000 metros cuadrados del total de la superficie de la Maestranza.

Según apuntaba Juan Antonio Navarro, en la Maestranza se pueden diferenciar dos partes. Por un lado, la zona antigua donde está la Plaza de Armas y el edificio de la Jefatura, y por otro, la parte más moderna donde están las instalaciones que se crearon con motivo del mantenimiento del Mirage F-1.

En este sentido cabe destacar que entre los principales centros de actividad de la Maestranza albaceteña se encuentran departamentos de Motopropulsión, electricidad, de aviónica (con aviones de combate como los F-18 y contraincendios como los UD-13 y UD-14), así como talleres de Hidráulica, donde están los asientos lanzables y el Banco Eurofigther, y departamentos de Oxígeno y Combustible.

La Maestranza albaceteña destaca también por el desarrollo de nuevas tecnologías, como es el caso del Taller de asientos lanzables y el de radar, los únicos de los que dispone el Ejército del Aire para el mantenimiento del tercer escalón.

Otro dato importante a destacar es su implicación en el fomento de las enseñanzas aeronáuticas. Gracias a un convenios sucrito entre el y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, los alumnos del Instituto de Educación Secundaria de Aguas Nuevas realizan su formación práctica en las instalaciones de la Maestranza Aérea de Albacete.

Crisis económica

La crisis económica también se está dejando notar en la Maestranza Aérea de Albacete. En este sentido, el coronel jefe señalaba un descenso importante en los créditos que les conceden para la adquisición de material, mantenimiento de aviones o de la infraestructura. Algo que influye en la economia de la zona.

A pesar de esto, la coyuntura económica no está afectando al trabajo propiamente dicho de la Maestranza albaceteña, ya que las horas de vuelo se van a mantener este año y por tanto también las revisiones de aviones y componentes.

Base Aérea de Los Llanos y el Parque Aeronáutico y Logístico de Albacete

Juan Antonio Navarro se ha referido a la relación profesional que mantiene la Maestranza con la Base Aérea de Los LLanos destacando el apoyo que prestan en el mantenimiento de los componentes del avión Mirage F-1, ya que la cadena de revisión general se cerró hace dos años.

A pesar de la cercanía que mantiene con el Parque Aeronáutico y Logístico de la ciudad y de contar con el borrador de un convenio de colaboración, hasta la fecha la Maestranza de Albacete no ha podido realizar trabajos para ninguna de sus empresas.

Según explicaba, el motivo por el que este convenio no se ha firmado todavía es porque aún no se ha encontrado una vía legal para que los beneficios que produzcan las empresas de este Polígono, a través del uso de las instalaciones de Maestranza, puedan revertir en el Estado.

Externalización de trabajos

En relación a las quejas del comité provincial sindical de la Maestranza Aérea de Albacete ante la externalización de trabajos, Juan Antonio Navarro ha explicado que “la externalización se lleva a cabo en aquellas áreas que no hay capacidad”.

En este caso apuntaba que “las externalizaciones no sacan el trabajo de Maestranza y son sólo un medio de apoyo a la producción”.

Perfil profesional de Juan Antonio Navarro

El nuevo coronel jefe de la Maestranza Aérea de Albacete, Juan Antonio Navarro, es militar del Cuerpo de Ingenieros del Ejército del Aire desde 1978, e Ingeniero por la .

A lo largo de su carrera militar ha ocupado destinos como jefe de talleres y jefe de control técnico en el mantenimiento de Unidades Operativas dotadas de aeronaves Mirage F-1, en el Ala 14 de la Base Aérea de Albacete y en el Ala 16 de la Base Aérea de Gando, así como con F-18 y C-130 en las Alas 15 y 31 de la Base Aérea de Zaragoza.

Entre otros cometidos ha sido director técnico en programas nacionales de adquisición y modernización de aeronaves, y en el programa internacional Eurofigther como responsable de ingeniería y gestor de apoyo logístico integrado, en el mando de apoyo logístico.

ha recibido además importantes condecoraciones a lo largo de su carrera profesional. Entre ellas cabe mencionar la Cruz de la de San Hermenegildo, así como las tres cruces al Mérito Aeronaútico.