La concejala del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Albacete Juani García denunció esta mañana en rueda de prensa las irregularidades e incumplimientos de la contrata que gestiona el servicio de limpieza de los Centros Socioculturales y dependencias adscritas a Acción Social, que integran un total de 40 centros y que desempeñan 31 trabajadoras.

De hecho, tal y como subrayó la concejala socialista, este hecho refleja “la realidad de las condiciones en las que trabajan las mujeres, muy precarizadas, incluso en administraciones públicas como es el Ayuntamiento de Albacete. Por eso, resulta paradójico que el mismo alcalde que el pasado 8 de marzo se daba golpes en el pecho en defensa del feminismo y la mujer, hoy esté permitiendo que se vulneren los derechos de estas trabajadoras de centros municipales”.

Situación, incidió la edil del PSOE, de la que “ es perfecto conocedor, porque es la tercera vez que la denunciamos públicamente y no hace absolutamente nada para corregirla, es más, en un intento de ocultar a los grupos políticos municipales en la oposición que el Ayuntamiento va a prorrogar por dos años más el contrato a la actual Unión Temporal de Empresas que lo gestiona, el Equipo de Gobierno tenía previsto extenderlo a través de una decisión de la Junta de , en lugar de realizarlo través de una mesa de contratación, sustrayéndonos la posibilidad de fiscalizar y controlar el proceso”.

Los incumplimientos, precisó Juani García, consisten en que la empresa “aún no ha recuperado las horas de la jornada laboral de estas trabajadoras, que les fueron arrebatadas en 2012, cuando la entonces alcaldesa, , y el PP decidieron rebajar el precio de este contrato recortando horas de servicio. Aquellas trabajadoras, que son las mismas de hoy, para evitar despidos, decidieron rebajar su jornada con el compromiso de la anterior empresa, asumido más tarde por la actual, de recuperarlas conforme fueran surgiendo bajas, jubilaciones o las condiciones del contrato mejorasen”.

Al fin y al cabo, tal y como explicó la concejala socialista, esta recuperación de jornada laboral afectaría a 60 horas, que se repartirían entre una treintena de trabajadores, un hecho que evidencia que las reivindicaciones de las trabajadoras son perfectamente asumibles.

Además, prosiguió García, “actualmente, las tres condiciones para que se produzca esa recuperación se dan. Es decir, las condiciones del contrato han mejorado y se han producido jubilaciones y bajas, pero la empresa no cumple su compromiso, mientras el señor Serrano mira para otro lado, como si la cosa no fuera con él”.

Mientras la empresa sigue sin cumplir con los compromisos adquiridos con las trabajadoras, además, denunció Juani García, “ahora, se han sumado irregularidades muy graves, como el intento por parte de la empresa de vulnerar los derechos sindicales de las trabajadoras, intentando reducir el número de delegadas sindicales que les corresponden, incluso cuando existe una sentencia en firme que da la razón a las trabajadoras”.

Además, “hay trabajadoras que cobran diferente salario por el mismo trabajo, se cambian los contratos dentro de la misma UTE entre las dos empresas que la conforman, para conseguir beneficios fiscales y subvenciones públicas, y se están realizando contratos irregulares, que no están adecuados al trabajo que se va a realizar”.

La nómina de irregularidades queda completada, enumeró la concejala del PSOE, con “el incumplimiento de las horas fijadas en el contrato; no se cubren las bajas en su totalidad y cuando se cubren se hace con contratos de obra y servicio, algo que es totalmente fraudulento; hay trabajadoras de la contrata que realizan las mismas tareas pero que están adscritas a un convenio colectivo diferente, por lo que cobran menos realizando el mismo trabajo; y se han cambiado los contratos a algunas trabajadoras subrogadas dentro de la misma UTE para conseguir beneficios públicos”.

Ante esta situación, Manuel Serrano y su concejala de Acción Social, , “en lugar de aceptar la propuesta que el Grupo Socialista les hizo el pasado mes de diciembre para no prorrogar el contrato con esta empresa, que se extingue el próximo mes de abril, han decidido utilizar la puerta de atrás, en un claro intento de ocultar sus intenciones, pues pretendían prorrogar el contrato con esta empresa a través de la Junta de Gobierno Local, por dos años más. Este, como digo, es el compromiso del señor Serrano y la responsabilidad con las trabajadoras que desempeñan su labor en centros públicos municipales”, concluyó Juani García.