Así lo ha indicado durante su visita a la sede del ‘Manchuela’ en Villamalea, y en la que ha estado acompañado por alcaldes de la comarca y el presidente de la Diputación de Albacete, , ha informado la Junta en nota de prensa.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha indicado que aunque la Denominación de Origen de Vino ‘Manchuela’ exporta el 90 por ciento de su producción —más de la mitad a China, el 15 por ciento a Japón; el 7 a Alemania y EEUU y el 5 a Holanda— “todavía queda mucho por hacer por el consumo moderado de vino en Castilla-La Mancha y es necesario que nos creamos que somos muy buenos, que tenemos un vino de excelente calidad, para luego conquistar los mercados”.

En este sentido, la Denominación de Origen ‘Manchuela’ está haciendo las cosas muy bien, “se hacen ya más de 3 millones de botellas y esto está generando cada vez más tejido socio-económico, con alrededor de mil viticultores que dependen de que el consejo regulador acierte y estoy satisfecho de que estemos trabajando juntos”, ha explicado.

El consejero de Agricultura ha insistido en que hay que pensar con “un planteamiento global, colectivo y de proyecto de región porque el vino es un productos estrella, es el que nos representa más y del que más familias viven en nuestra tierra y tenemos que presumir como hacen otros territorios”.

En cualquier caso, y aunque las nueve denominaciones de origen de Castilla-La Mancha hayan conquistado los mercados internacionales, para Martínez Arroyo, el fomento de la cultura del vino es “clave” y por ello, el Gobierno regional “está trabajando con la y con la Interprofesional del Vino de España en este momento para poner en marcha un proyecto conjunto para ponerlo en marcha en la región”.