La Junta de Personal de la en Albacete ha mostrado “su más enérgica protesta” y rechazo ante la incorporación el próximo 1 de octubre de vigilantes privados en el ‘La Torrecica’, medida implantada de forma unilateral por el en todos los centros penitenciarios de su competencia.

En nota de prensa, la Junta de Personal ha lamentado que esto supone “un paso más en la degradación sistemática en la calidad de los servicios que se está llevando a cabo en el conjunto de la Administración General del Estado amparándose en supuestos criterios de eficiencia y eficacia en las gestión servicios públicos”.

como órgano de representación colectiva de los funcionarios de la Administración Periférica del Estado denuncia que esta decisión “profundiza en el proceso de externalización y privatización de servicios públicos”, y que en este caso concreto, se producirá el “consiguiente menoscabo y deterioro en la prestación del servicio de seguridad que hasta la fecha lo realizaba de forma ejemplar y modélica la Guardia Civil, y que debido a la escasez de efectivos, pasará a manos de empresas de Seguridad Privada”.

Por todo ello, han pedido al Gobierno central que abandone la implantación de modelos de externalización de servicios públicos y fomente la reposición de personal en cuerpos de funcionarios, donde la congelación de la oferta de empleo público está provocando “situaciones de riesgo en el ejercicio de sus competencias”.