El escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso , recoge que los acusados eran integrantes de un grupo dedicado a la sustracción en inmuebles de personas mayores, un delito investigado en .

En Semana Santa de 2014, aunque en fecha no determinada, se dirigieron a la pedanía hellinera (Albacete). Así, mientras uno de los acusados hacía labores de vigilancia, el otro llamó a la puerta de una vivienda, haciendo creer a su morador que había perdido un pájaro.

Así accedió al patio y aprovechó que no había nadie ahí para entrar en un dormitorio y coger 2.500 euros. El mismo día, los acusados fueron a otro domicilio y, con el mismo pretexto de buscar un pájaro, uno de los acusados accedió al patio de la vivienda y allí agarró fuertemente a su moradora, mientras otra persona se hacía con diversas joyas que estaban en un armario cerrado.