El escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso , recoge que los hechos se produjeron a principios de 2016, en Yeste (Albacete).

El acusado se encontró con la víctima, a la que conocía, en un mirador, inició una conversación con ella y, en un momento dado, le cogió el móvil y le dijo “ven y cógelo”, a sabiendas de que ella así lo iba a hacer, conduciéndola hasta una casa deshabitada.

Ya en su interior, el acusado a la víctima, empezó a tocarla y le bajó los pantalones y la ropa interior, a pesar de la fuerte oposición que ella mostraba, mientras la siguió acariciando. Entonces, él se bajó también los pantalones y se masturbó, tras lo que devolvió el teléfono a la joven.

El acusado era consciente de que la víctima, de 22 años de edad, padecía un trastorno leve y aprovechó la circunstancia para doblegar su voluntad, afirma el escrito de la Fiscalía.