Según recoge el escrito de acusación del , los hechos se produjeron sobre las 18.10 horas del 16 de agosto de 2016, en el domicilio familiar, en Albacete.

El padre, víctima de los hechos, había estado insistiendo al acusado, su hijo, los últimos días para que se pusiera a estudiar de cara a los exámenes que tenía que hacer en septiembre para superar el módulo de jardinería que estaba estudiando.

En un momento dado, se dirigió a la habitación de su hijo y acusado y lo encontró merendando y jugando con el ordenador, por lo que le requirió para que se pusiera estudiar de una vez y, al decirle el procesado que le dejara acabar la partida, el padre le contestó “deja de tomarme el pelo, si no quieres estudiar vale, pero el ordenador no lo vas a tocar”.

Entonces, se agachó para coger el cable del dispositivo y tirar de él, momento que aprovechó el acusado para, con ánimo de causarle la muerte, coger el cuchillo con el que había estado merendando, un cuchillo con cachas de color negro y la punta rota y con una longitud de unos 18,5 centímetros de los que 8,5 eran de hoja, y propinó con el mismo un fuerte golpe a su padre.

Le impactó en el costado, y la víctima sujetó la mano de su hijo para que no volviera a agredirle, dándose cuenta en ese momento de que tenía un cuchillo en la mano por lo que le gritó diciéndole “Suelta el cuchillo”, soltando el procesado el cuchillo y entrando en ese momento en la habitación la , al oír los gritos de su marido.

Tras el incidente la hija del agredido avisó a los servicios de emergencia para que atendieran a su padre, que fue trasladado al , donde tuvo que ser intervenido.

La víctima resultó con lesiones en hipocondrio derecho por arma blanca, de las que curó a los 30 días, de los que 3 estuvo hospitalizado y 15 impedido para sus ocupaciones habituales.

Las lesiones alcanzaron la piel, el tejido celular subcutáneo y el músculo subyacente y una vez que la hoja del cuchillo ingresó en la cavidad abdominal lesionó el meso del intestino delgado visualizándose un hematoma con sangrado activo, lesión ésta que afectaría a la vida del lesionado si no hubiera sido intervenido quirúrgicamente.