Los hechos ocurrieron, según recoge el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso , en un pub de Madrigueras (Albacete), sobre la 1.30 horas del 8 de febrero de 2015.

Uno de los acusados se dirigió hacia el concejal de Deportes del municipio, que también se encontraba en el lugar, y le recriminó que, ni él ni su sobrino, habían sido llamados para trabajar como monitores en las escuelas deportivas municipales.

A renglón seguido le pegó un puñetazo en la cara y le hizo caer al suelo.

Entonces, de forma inmediata, el hermano del acusado y también procesado en la causa, que se encontraba en el pub junto a él, agarró al agredido por la capucha del abrigo y le volvió a tirar al suelo, sin permitirle que se levantara, hasta que acudieron varias personas y los separaron.

Como consecuencia de la agresión, el agredido sufrió una contusión en el pómulo y en la ceja, lesiones por las que los acusados tendrán que indemnizarle en 200 euros.