Kike García ha sido el autor de la primera medalla para el boxeo albaceteño en los Campeonatos de España de Clubes, colgándose el bronce dentro de la categoría joven -52 kg. El boxeador del fue eliminado en semifinales por el tricampeón de España en un combate en el que el árbitro decidió dar la victoria al cántabro, recibiendo la decisión un sonoro abucheo en el Centro de Alto Rendimiento Infanta Cristina de Los (). “El Patrón” se creció una vez más ante un rival con mayor experiencia que él, ratificando que es el boxeador más en forma de Albacete.

En 2017, el que ha sido el año de su debut, ha conseguido tres medallas en las tres competiciones más importantes del calendario nacional, lo que nunca nadie antes había logrado en Castilla-La Mancha. García conquistó en mayo el Campeonato de Castilla-La Mancha, derrotando en el primer asalto al toledano . Cinco meses después, el subcampeón continental lo apeó en semifinales del Campeonato de España, que se celebró en Béjar, en un igualado combate que también se decidió a los puntos.