Este domingo, día 31 de marzo, tuvo que ser suspendida la nueva prueba de la sexta edición de las rutas de senderismo, que organiza la Diputación Provincial de Albacete, para promocionar tanto el turismo, como el deporte y la cultura que ofrecen nuestros pueblos. La cita llegaba esta vez a la comarca de La Manchuela para visitar .

Desde primera hora de la mañana la lluvia aparecía, y ya de camino todo hacía presagiar que sería complicado realizar esta fantástica ruta por las Hoces de los ríos Valdemembra y Júcar. Una ruta circular, con 16 kilómetros de distancia, de dificultad media y de cinco horas de duración.

Tras la bienvenida de , alcalde de Mahora, y la espera con un café caliente por si cesaba un poco de llover, se tomó la determinación de suspender la ruta, teniendo en cuenta lo complicado que sería para el autobús llegar hasta la cuesta de la Balaguilla, donde empezaba el recorrido, como lo incomodo que resultaría andar por ella, tanto por el barro como por la incesable lluvia.

Eso sí, tras un pequeño paseo por el pueblo, los participantes no perdonaron los gazpachos que prepararon en la Taperia-Restobar Cervantes 2.0.

Una pena no haber podido realizar una nueva ruta, que tanto éxito ha tenido en anteriores ediciones, organizada por la Diputación Provincial de Albacete, aunque es de agradecer el agua tan esperada.

La siguiente cita será el próximo sábado, 6 de abril, en Villaverde de Guadalimar. Una prueba denominada “Piedra del Cambrón”, circular, de una dificultad media-alta, 15,2 kilómetros de distancia y unas cinco horas de duración.