El portavoz de la AEMET, del Campo, ha explicado a Europa Press que entre el 17 y el 23 de abril las precipitaciones fueron generalizadas y afectaron prácticamente a todo el territorio nacional, excepto a la mitad sur de Tenerife y a Gran Canaria.

De hecho, ha precisado que se superaron los 60 litros por metro cuadrado de precipitación en el área de Levante, desde a , en la mitad este de Castilla-La Mancha y en la provincia de .

Aún más, ha destacado que en zonas de , al este de Albacete, en , en la mitad norte de Murcia y en el interior de Castellón se superaron los 100 litros por metro cuadrado e incluso en puntos aislados de la sierra de , y Valencia se acumularon más de 150 litros por metro cuadrado y en estas dos últimas provincias se llegó a 300 litros por metro cuadrado de precipitación.

En concreto, ha citado los 175 litros por metro cuadrado de Alicante-El Altet; 117 litros por metro cuadrado en Alicante; 115 litros por metro cuadrado en Murcia; 104 litros por metro cuadrado en Albacete y en Albacete/Los Llanos y 98 litros por metro cuadrado en Murcia-.

Asimismo, más allá del periodo contabilizado en este balance cayeron precipitaciones en “toda” la Península menos en Levante y en ambos archipiélagos y se superaron los 40 litros por metro cuadrado en los sistemas Central e Ibérico, en algún punto de , sur de Extremadura y en Pirineos, donde también se superaron los 80 litros por metro cuadrado.

Los datos indican, según el portavoz, que hace una semana la precipitación media en el conjunto de España era de 365 litros por metro cuadrado, un 16 por ciento menos que lo normal, que eran 435 litros por metro cuadrado.

“Han caído 42 litros por metro cuadrado de valor medio en una semana, cuando lo normal es que en esta semana caigan 28 litros por metro cuadrado. Esto significa que ha precipitado un 50 por ciento más de lo normal en una sola semana en el conjunto de España”, ha expuesto.

En cualquier caso, en la actualidad, las precipitaciones siguen por debajo de sus valores normales en la mitad oeste de la Península, en el norte del cuadrante nororiental y en el archipiélago canario.

De hecho, no llegan al 75 por ciento de lo normal en áreas de la mitad oeste de la Península, en el pirineo oscense y en todas las islas del archipiélago canario excepto Fuerteventura.

Por otra parte, las precipitaciones superan los valores normales en el tercio este peninsular, especialmente en zonas del levante, sierra y mitad este de la provincia de Teruel, donde llegan a alcanzar valores entre un 50 por ciento y el doble del valor normal.

En este contexto y tras el fuerte temporal de primavera registrado durante la Semana Santa y que afectó especialmente al Levante, el portavoz ha subrayado que en Levante se ha pasado “en una sola semana” de un déficit acumulado desde octubre superior al 25 por ciento a un superávit de hasta el 50 por ciento e incluso en algún punto de hasta el 75 por ciento en algunos puntos concretos.

“El cambio es notable”, comenta Del Campo, que añade que precisamente en una zona donde suele llover poco y que acumulaba una gran escasez ya que este invierno en Valencia y Murcia ha sido el más seco de la serie.