Asimismo, ha incidido en la idea de que el agua es esencial para el desarrollo del modo de vida de muchas poblaciones de la región y por tanto “necesario para fijar población y tener condiciones de vida digna con una tierra viva donde las futuras generaciones puedan vivir y trabajar”, según ha informado Podemos en nota de prensa.

Para ello, ha apuntado , “hay que cambiar la mentalidad en todo lo que hace al agua como bien publico tanto en su gestión como motor de desarrollo económico y social”.

En este sentido, desde Podemos han incidido en que la formación morada apuesta por los regadíos sociales, como queda recogido en el acuerdo social del agua.

Como ha señalado el líder regional de Podemos, esta es “la forma más sostenible y ecológica que hace que los beneficios tanto ambientales como económicos se queden en la zona”. “No como otros modelos que enriquecen a unos pocos en detrimento de la mayoría”, ha añadido.

Molina ha recordado que Castilla-La Mancha no quiere ser más que nadie pero tampoco menos que nadie cuando hay unos recursos propios que se pueden quedar aquí.

Lo lógico, ha concluido, es “que se puedan aprovechar para consolidar población y para condiciones de vida dignas y sostenibles hacia el futuro”.