Atiénzar, que ha calificado a Barcarola (que celebra su 40º aniversario) como “un referente de las revistas culturales en España”, ha valorado la dimensión internacional de estos premios a los que han concurrido 93 poemarios y 430 relatos, apuntando que los galardones son tan trascendentes para la publicación como lo son para nuestra tierra. “Albacete necesita a Barcarola igual que la revista necesita a Albacete” comentaba Atiénzar, subrayando que “debemos estar más que orgullosos de unos reconocimientos culturales que llevan nuestra bandera por diferentes rincones del mundo”. Por ello, ha agradeciendo su trabajo y esfuerzo a todos los implicados en la continuidad del proyecto, y les ha augurado un futuro prometedor y en línea ascendente como viene ocurriendo hasta la fecha.

El responsable provincial ha aplaudido también la constancia y el esfuerzo de los escritores y de las escritoras que concurren a estos premios, colectivo al que ha garantizado el apoyo de la Diputación Provincial arguyendo que “desde las instituciones públicas tenemos la obligación de fomentar la cultura y de apoyar a quienes han decidido hacer de la misma su medio de vida para ofrecernos unos recursos de aprendizaje y de entretenimiento de calidad”, y lamentando que en la actualidad “por la inmediatez y el fácil acceso a documentos y libros a través de las nuevas tecnologías, este gremio no está tan valorados como debería”.

Dentro de este colectivo, Atiénzar ha querido felicitar de manera especial a los galardonados en la velada de hoy, dando su más sincera enhorabuena a por su cuento ‘Una ciudad pequeña’ y a por el poemario ‘El Ruido transparente’. Trabajo que, como viene siendo habitual con los ganadores del certamen en la categoría de poesía, será editado en papel y verá la luz en la gala de entrega de premios del próximo año. En esta ocasión, el libro presentado ha sido el de , autor premiado en la anterior edición por su trabajo ‘Sin noticias de Liliput’.

Pero, sin duda, el broche de oro a un evento de este nivel, debía ser incomparable. Y así ha resultado, con el gran Amancio Prada deleitando al numeroso público que ha abarrotado el salón de plenos del antiguo Ayuntamiento de la capital albacetense a través de la magia de su voz y de sus letras eternas. El compositor ha recibido al término de su maravilloso recital una placa conmemorativa del momento de manos del diputado Luis Miguel Atiénzar.