En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, la Fiscalía relata que, a las 2.48 horas del 11 de mayo de 2016, el acusado entró en un salón de juegos de la capital.

Para que no le reconocieran, llevaba la cara cubierta con una bufanda y una capucha puesta, e iba armado con un hacha, que, nada más entrar al local, esgrimió ante el encargado del local, diciéndole “el dinero, el dinero”.

Accedió entonces a la zona tras la barra, dejando momentáneamente el hacha sobre ésta, para apoderarse del dinero de la caja registradora y de la caja de apuestas, de donde logró conseguir 1.173 euros.

Entonces trató de huir del local, aunque se inició un forcejeo con el encargado, que sí logró apoderarse del hacha, antes de que el acusado se marchara con el dinero