El escrito de acusación del , al que ha accedido Europa Press, recoge que alrededor de las 2.25 horas del 4 de octubre de 2013, el agredido se encontraba en el recinto ferial de (Albacete), con sus facultades disminuidas por el consumo inmoderado de bebidas alcohólicas.

En ese lugar también estaban los dos acusados, a los que el anterior comenzó a molestar sin motivo aparente, y llegó a empujar y dar una patada a uno de ellos, sin que conste lesión.

Entonces, uno de los acusados se enfrentó a esta persona, le zarandeó y le propinó un puñetazo en la nuca, dejándolo inconsciente, por lo que se desplomó en el suelo.

A continuación, el otro acusado le propinó una fuerte patada en la cabeza, pese a que en ese momento se encontraba yaciendo en el suelo aturdido o semiinconsciente.

Hasta el lugar acudieron agentes de la Guardia Civil y uno de los acusados mostró una actitud agresiva y alterada hacia los mismos, manifestando que era él el agredido, y que la policía no valía para nada, por lo que tuvo que ser trasladado al cuartel, oponiendo resistencia y dando golpes al coche policial.

A consecuencia de la agresión, el agredido sufrió varias lesiones, además de intoxicación etílica aguda, y requirió sutura de unas heridas que tardaron 16 días en curar, ocho de ellos de baja.