La consejera de Administraciones Públicas y Justicia, , asistió en representación del Gobierno de Castilla-La Mancha a la misa funeral oficiada en la Base Aérea de Los Llanos por el fallecimiento de los capitanes Jerónimo José Carbonell y Fernando Negrete y del teniente Roberto Carlos Álvarez en un accidente ocurrido en el día de ayer en la localidad de El Bonillo (Albacete).

Magdalena Valerio expresó, en nombre del Gobierno regional, “el dolor de toda la sociedad castellano-manchega por esta tragedia, así como el apoyo a sus familiares y compañeros en estos duros momentos”. La consejera mostró su solidaridad con el conjunto de las Fuerzas Armadas y elogió la labor que desempeñan sus integrantes para la defensa de nuestro país y de la paz en distintos lugares del mundo.

La misa funeral fue oficiada por el arzobispo castrense, José del Río, y el obispo de Albacete, Ciriaco Benavente. Al término del acto religioso, los pilotos fallecidos fueron condecorados a título póstumo con la Cruz del Mérito Aeronáutico con Distintivo Amarillo.

La misa funeral estuvo presidida por el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, José Julio Rodríguez, y por el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez. Al acto asistieron numerosas autoridades, entre las que se encontraban el presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel; el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Pardo; el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz Cano; la alcaldesa de Albacete, Carmen Oliver; el presidente de la Diputación de Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos; y el delegado provincial de la Junta de Comunidades en Albacete, Modesto Belinchón.