El Ayuntamiento de de la Sierra quiere manifestar su malestar con la Confederación Hidrográfica del Segura por su nula ayuda e intervención tras la grave tormenta del pasado 2 de junio que provocó grandes destrozos, no sólo en la localidad sino en alguna de sus pedanías. Especialmente en Vicorto y El Gallego.

“Si los trabajos comenzaron el mismo sábado cuando caía la fuerte tromba de agua y han continuado hasta ahora, gracias a los propios operarios municipales y a la ayuda institucional y técnica de Diputación Provincial de Albacete y Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha”, explica el Consistorio elcheño y añade, “la CHS aún no ha hecho aún nada en el puente del arroyo en Vicorto y en el Río Segura a su paso por El Gallego”.

Las cañas se siguen acumulando debajo del puente y todavía no se han retirado los árboles arrasados y restituidos algunos puentes menores que fueron barridos por la crecida del río.

La tarde y noche del sábado 2 de junio, hace casi dos meses, llegaron a caer cerca de 200 litros de agua. Una fuerte tormenta que no sólo causó destrozos en caminos y viviendas particulares, sino también en los cauces cuya responsabilidad es la Confederación Hidrográfica del Segura. El Ayuntamiento lamenta que la situación sigua igual a día de hoy.