“Pensé que si él, Pablo Motos, me había animado a mí… ¿por qué no iba a animar yo a otras personas?” dice María. Y así se lo ha propuesto, concretamente, a través de su novela ‘La consciencia del tiempo’ con la que explica estar llevando “una labor social de apoyo a las personas y sobre todo a las mujeres, especialmente a las que han sufrido o están en una situación precaria; para ello escribí este libro, no sólo como una lectura de ocio (ya que es una novela romántica), sino para apoyar al colectivo femenino en todas sus vertientes”.

Adelanta sobre su novela, ‘La consciencia del tiempo’, que “está ubicada en , en esta ciudad universitaria para que el lector desconecte mejor de su rutina habitual; no sólo pretende ser una lectura de ocio, sino que también quiero invitarle a reflexionar sobre sí mismo (y, con un mayor ímpetu, a las mujeres)”.

A modo de sinopsis, nos cuenta, por tanto, que la y la costa sur inglesa constituyen los escenarios de los entresijos amorosos de varios alumnos con profesores y responsables de la biblioteca Bodleian. En el primer mes universitario del año 2010 se sitúa temporalmente la novela. Dentro de ella se rodará una película en la que la infidelidad, como sofisma reivindicativo de la breve perdurabilidad del amor, conecta a los personajes de ficción con los reales. El sexo, una constante en la novela, se trata con una gran delicadeza y sensibilidad. La novela tiene 417 páginas, pertenece al género romántica-erótica. Y el público al que va dirigido oscila especialmente entre los 20 y los 70 años.

Presentación en Albacete: viernes 17 de junio, 19:00 horas, Casa de la Cultura

María Morales estará en Albacete el viernes 17 de junio, para presentar su obra en la Casa de la Cultura José Saramago a partir de las 19:00 horas. Afirma que también ha escrito un corto, llamado ‘Un hueco’ que se proyectará durante la propia presentación de la novela y con el que pretende “lanzar un clamor para reivindicar la escasa corresponsabilidad laboral y familiar que existe actualmente”.

Su objetivo desde que comenzó a elaborar este trabajo era “intentar que las personas (sobre todo, las mujeres) crean en ellas mismas, que se valoren y se pongan en marcha para construirse, para darse una oportunidad… y que eso estimule a las/os demás”. A tenor de los primeros resultados, parece que poco a poco lo va consiguiendo: En el Instituto Orixe de Tolosa, han elegido el libro como lectura opcional en literatura para primero de bachiller 2015/16. Y por otro lado, la Asociación de Víctimas de Violencia de Género, Ezetz de ha adquirido el libro y María va a ayudarles presentando su novela (entre otras actividades). En esta misma línea, la ha adquirido el libro y está analizando el modo de llegar hasta los estudiantes y también Morales ha vendido el libro a la Asociación MUM (Mujeres Unidas contra el Maltrato) de y a la Fundación Vicki Bernadet de Barcelona (que apoya a niñas y mujeres que han sufrido violencia sexual en la infancia).