“En el agua no se ha debatido juntos hasta ahora, es una asignatura pendiente mal resuelta en estos 40 años de democracia en nuestro país -ha señalado el consejero-; no basta con decir que la competencia es del Estado en cuencas que afectan a más de una Comunidad Autónoma; hay que trabajar entre todos; necesidad de plantear un pacto a nivel estatal sobre el agua en el que estemos todos; en el agua no se han hecho las cosas bien”.

Remarcando la necesidad imperiosa de sentar a todos los actores implicados en una mesa para tomar decisiones que a todos afectan, ha llamado a la urgencia de hacerlo por adelantando a problemas que van a llegar: “Todos en la mesa para tomar las decisiones que a todos nos afectan; pongamos encima de la mesa otras cuestiones que convertir en retos que ofrezcan soluciones; vamos a tener problemas de sequía (seguramente más) en el futuro, y es necesario pensar en soluciones ya”, ha apuntado.

Y la postura de Castilla-La Mancha es clara con respecto a los Reales Decretos de sequía impulsados desde el considerando que es vital que se incluya en ellos al Guadiana:

“Hemos planteado incluir a la cuenca alta del Guadiana dentro de los Reales Decretos de sequía que ha impulsado el Gobierno Central (en el Duero, el Júcar y el Segura) y pedimos que tengan en cuenta nuestro territorio porque hay una parte muy importante de él afectado por esa sequía, todos debemos estar en esa toma de decisiones; defendemos esos Reales Decretos pero el Ministerio no incluye el Guadiana (porque tienen en cuenta el 100% de la cuenca) obviando que en la cabecera (Ciudad Real y Albacete) los embalses están al 17%…”, ha lamentado.

Martínez Arroyo ha concluido manifestando su deseo de que “ante las restricciones, parte de los fondos de los RD se destinen a los territorios de C-LM” y “que no suceda más lo que está sucediendo” para que “cuando llegue la sequía, estemos preparados y lo hayamos hecho de la mano todos juntos”.