A los integrantes del Grupo Municipal Socialista no les convence, en absoluto, el estudio de viabilidad económico-financiera elaborado por una empresa de Alcalá de Henares (a petición del Equipo de Gobierno y con un coste de 18.000 euros) para la construcción de un centro deportivo de explotación privada en un solar público, valorado en 6 millones de euros y ubicado en las inmediaciones del Paseo de la , que el Ayuntamiento cedería durante 40 años.

El portavoz municipal del PSOE, Antonio Martínez, ha detallado algunas de las cuestiones por las que consideran que, dicho estudio, “peca de optimismo y falta de rigor”. Para empezar, rechazan que en él se mantenga que la parcela que se quiere ceder tiene 18.000 metros cuadrados de extensión porque, según Martínez, no es así: “En este estudio sigue estimándose la superficie del terreno en 18.144 m2 -ha asegurado Martínez-, lo que supondría que se cederán a la empresa que explote en el futuro este centro las instalaciones públicas municipales de la piscina del Paseo de la Cuba, así como las pistas de pádel anexas”.

Martínez ha denunciado también, que “se han inflado las cifras sobre demandantes potenciales de este complejo deportivo, ya que se han incluido todos los vecinos de Albacete y sus 9 pedanías, como potenciales usuarios de la instalación”. Una “perspectiva optimista” que, ha afirmado, “también se da en las expectativas de abonados”, si se tiene en cuenta que las cifras que contempla el estudio a cinco años vista en cuanto a número de abonados, son superiores al total de los que suman todas las instalaciones de ocio de Albacete hoy por hoy.

En este sentido, en el informe se estima que en el quinto año de vida de este centro se llegará a los 3.000 abonados, de los que 2.076 se corresponderán a abonos familiares, y 3.322 usuarios de raqueta. Una previsión que, según Martínez, “no tiene en cuenta que, en la actualidad, todas las instalaciones de ocio de la ciudad de Albacete juntas suman un total de 2.800 abonos familias, que se reparten entre el Tiro Pichón, el , el Los Llanos y Las Pinaillas”.

Continuando con las críticas a los datos reflejados en el estudio, el portavoz socialista ha apuntado que “los abonos son bastante más caros que los que, con más servicios, ofrece el IMD” (cuyos trabajadores están, por cierto, “algo intranquilos” según el propio Martínez ante lo que podría ser “el principio del fin del IMD tal y como ha sido conocido hasta ahora”).

Así, la oferta del IMD (que incluiría el uso de las piscinas de invierno y de verano; el acceso a la sala de musculación del Estadio ; el disfrute de la sauna, baño turco y sala fitness de la piscina de Santa Teresa; y la utilización de la sala de musculación y pistas de atletismo del Estadio Universitario, así como acceso al Centro Terma)l, supondría un ahorro para el usuario de 216,40 euros en el caso del abono joven, 157,36 en el adulto, 282,40 en el de mayores y 280,96 en el familiar. Tal y como apuntaba el portavoz municipal socialista, “los mismos servicios e instalaciones deportivas que ofrece el a sus usuarios abonados, son sustancialmente más baratos que los que se ha previsto para este centro”.

También Martínez ha criticado que “el presupuesto de ejecución por contrata es demasiado caro” y ha mantenido que “también los ingresos previstos pecan de un optimismo excesivo, porque contemplan que ésta sola instalación genere más ingresos que todas las instalaciones deportivas municipales juntas ya en el tercer año de su puesta en marcha”.

Pero si una cuestión hará que el Grupo Socialista del Ayuntamiento esté “especialmente vigilante” ésa es una de las frases recogida en la última página del estudio cuando dice que la empresa privada se implicará siempre y cuando alcance una rentabilidad económica razonable, y a fin de que el proyecto sea viable en el tiempo, habrá que garantizar el mantenimiento del equilibrio económico. Algo que, según Antonio Martínez, podría ser “un atraco a mano armada a la ciudad de Albacete” o lo que ha venido a denominar ”pelotazo sport”.

Martínez lo ha explicado manifestando que “para conseguir implicar a la empresa privada en la realización de este proyecto, habrá que garantizarle una rentabilidad adecuada, de tal forma que si los ingresos propios que se generen son insuficientes para cubrir los gastos y alcanzar las ganancias previstas, tendrá que ser el propio Ayuntamiento quien se haga cargo de las cantidades que falten, hasta alcanzar la ganancia prevista por el estudio de 20 millones de euros, durante los próximos 40 años”.

El portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento de Albacete ha sido tajante al afirmar que, si esta cláusula se da finalmente en el pliego de condiciones, “el PSOE recurrirá a los tribunales para paralizar este proyecto y preservar así los intereses de la ciudad de procesos obscuros, que pueden originar grandes beneficios a costa del erario municipal”.