Seguro que muchas personas en la ciudad ya se andaban preguntando cuándo pondrían en Albacete esa fantástica Feria Medieval que suele llegar cada primavera… pero ya no tienen que esperar más porque, desde mañana mismo (del 3 al 6 de mayo), el medievo regresa “ocupando, como siempre, la Plaza del Altozano, la calle , cuesta de , Plaza Virgen de Los Llanos, calle Boticarios, Plaza Mayor y Plaza de la Constitución”, ha señalado la concejala de Promoción Económica del Ayuntamiento de Albacete, Rosa González de la Aleja.

Y la cita vuelve (como no podía ser menos) por todo lo alto y de la mano de 144 puestos y mucho (muchísimo) donde elegir:

“4 son de Albacete capital y hay un puesto de Hellín; de los 144 puestos, 112 son dedicados a productos artesanales de amplia variedad (bisutería, abanicos, jabones, cosmética natural, artesanía en plata, cuero, etc.); 25 están dedicados a la alimentación (cervezas artesanas, embutidos, caramelos, frutos secos, etc.) y 7 a la restauración”, ha adelantado la edil.

Un Mercado plagado de actividades

Pero, además, de los puestos, habrá un sinfín de actividades para sorprenderles casi en cualquier momento (sin exagerar); habrá atracciones infantiles, espectáculos de recreación histórica, cinco talleres (de vidrio emplomado, barro, perfumes, cosméticos, forja, acuñación de la moneda y tiro con arco); también habrá títeres y pasacalles, con teatro, malabares, danza, y música mediterránea que llegarán a cada rincón del mercado, con grupos que incluso vienen llegados de otros países (aunque no será lo único)…

“Hay un montón de productos, una gran variedad de productos de todo tipo traídos de tierras lejanas, no sólo la animación musical, sino que habrá productos traídos de Turquía, de Tailandia y de todas las partes de España, siempre hechos con un método tradicional”, ha explicado , de la empresa A.M.B. Producciones ‘La Fragua de Vulcano’ que organiza la Feria Medieval. Tal y como él mismo ha explicado, el reto es “seguir mejorando” año tras año.

“Va a haber también animación específica infantil en la Plaza del Altozano (con títeres) y algún concierto sorpresa en la Plaza Virgen de los Llanos (que son los dos espacios escénicos donde se hacen las animaciones fijas); lo demás es itinerante: grupos de música, teatro, humor… porque para nosotros es muy importante que sea un ambientes festivo y divertido y que la gente venga a relajarse y a disfrutar un poco del espacio”, ha detallado.

Y es que de eso se trata: de disfrutar, de acceder a productos artesanales que merecen mucho la pena y cuya adquisición no solemos tener tan ‘a mano’, y de dejarnos sorprender por el medievo en pleno corazón de la ciudad.