El escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso , recoge que los hechos se produjeron entre los años 2011, cuando la menor, que era hija de la pareja sentimental del acusado, tenía 6 años, y 2013.

El procesado aprovechaba cuando se quedaba a solas al cuidado de la niña, con la que convivía junto a su , y le amenazaba con que, si no obedecía sus instrucciones, le haría daño a su madre.

Bajo esas circunstancias, en al menos tres ocasiones, instó a la niña a bajarse las bragas procediendo a agredirla sexualmente, obligándola también a que ella realizara a él determinados actos sexuales.

La madre de la menor denunció los hechos el 17 de julio de 2014, cuando su hija le contó lo que había sucedido.

La menor sufre un cuadro de sintomatología postraumática a los hechos, siendo valorado como probable por los peritos el desarrollo de dificultades emocionales y sexuales de la misma en la vida adulta.